Cómo limpiar una plancha quemada

Goodshoot/Goodshoot/Getty Images

Conforme pasa el tiempo, la plancha puede ensuciarse y oxidarse. Esto no quiere decir que sea hora de botarla, ya que puedes limpiar las áreas quemadas y hacer que luzca como nueva, aunque pulirla puede requerir un poco de trabajo.

Paso 1

Determina si la plancha de vapor tiene una placa antiadherente única o una placa recubierta única, ya que las técnicas de limpieza varían para cada tipo de plancha.

Paso 2

Para una plancha quemada que tiene una placa base antiadherente, usa un paño limpio y un detergente suave. Agrega una gota de detergente a una taza de agua, sumerge el paño en la mezcla y utilízalo para frotar la placa de la plancha. Seca la placa de la plancha con un trapo limpio o con una toalla.

Paso 3

Si se trata de una plancha con una placa sin revestir, usa pulimento para metal para limpiarla. Toma un paño limpio y humedécelo con unas gotas de la solución para pulir metal. Frota la placa de la plancha quemada hasta que esté limpia.

Paso 4

Para limpiar las rejillas sucias de la plancha, haz una mezcla de agua y jabón. Humedece un hisopo de algodón en la mezcla y utilízalo para limpiar las rejillas sucias. Utiliza tantos hisopos como sean necesarios. Asegúrate de usar una toalla o un paño para secar la plancha una vez que la limpies.

Más reciente

×