¿Cómo arreglo mi plancha de vapor Oster?

Una plancha de vapor funciona con presión y calor.

iron image by Robert Grzywaczewski from Fotolia.com

Una plancha de vapor rota no implica necesariamente que tengas que comprar una nueva. La mayoría son relativamente sencillas, y con frecuencia se puede resolver el problema cambiando una pieza o limpiándola bien. Las planchas Oster, en particular, tienen un indicador de temperatura para mayor seguridad en el almacenaje, una suela antiadherente y una variedad de ajustes. Algunas ofrecen también opciones de autolimpieza, pero si has tenido problemas, deberías probar limpiándola a mano. Si los problemas son internos o eléctricos, puedes consultar a un profesional o reemplazar la plancha; quizás sea menos costoso que cambiar el cableado interno.

Step 1

Desenchufa la plancha y deja que se enfríe. Algunas planchas Oster tienen luces indicadoras que te informan de cuándo es seguro manipularlas o guardarlas.

Step 2

Limpia bien la plancha. Hay un gel limpiador para quitar la suciedad de la suela. Aplícalo y frota con una esponja o estropajo de acero, dejando de nuevo que la plancha se enfríe, y usa un palillo para quitar cualquier posible residuo de los conductos de ventilación. Necesitarás una aguja para sacar depósitos de cal de la válvula de vapor.

Step 3

Vacia el depósito de agua. El agua no destilada puede dañar la plancha con el tiempo. Usa agua templada y vinagre a partes iguales para limpiar el tanque, colócate sobre el fregadero. Usa agua filtrada en el futuro, y cámbiala entre uso y uso.

Step 4

Si tu plancha sigue calentándose erráticamente, puede haber un problema con el cable eléctrico o el termostato. Prueba con diversos enchufes y ajusta el termostato para determinar cuál es el problema. Hay cables y termostatos a la venta de US$20 a US$50, dependiendo del modelo. Ponte en contacto con Oster y pregunta por las piezas de repuesto para determinar si es más rentable reparar la plancha o cambiarla por otra.

×