Cómo limpiar los quemadores de una cocina eléctrica Frigidaire

Jupiterimages/Comstock/Getty Images

Aunque esta compañía es más conocida por sus refrigeradores, Frigidaire también fabrica otros electrodomésticos como, por ejemplo, cocinas eléctricas. Al igual que los quemadores en cualquier cocina eléctrica, los de la marca Frigidaire pueden ensuciarse con el uso continuo. Los quemadores sucios no siempre calientan correctamente, pero puedes evitar que la suciedad cause problemas de cocción procurando que los quemadores estén limpios mediante un mantenimiento regular.

Paso 1

Llena el fregadero con agua caliente y jabonosa usando cualquier jabón para vajilla normal. Retira las bobinas del quemador de la cocina eléctrica Frigidaire levantándolas del lado que no está conectado a la cocina y tirando de ellas hacia ti y lejos de la unidad eléctrica. Una vez que quites las bobinas de los quemadores, saca las bandejas de drenaje y ponlas en el agua.

Paso 2

Coloca las bobinas del quemador en una toalla al lado del fregadero. No las sumerjas en el agua.

Paso 3

Sumerge un cepillo de plato en el agua jabonosa para mojarlo. Recoge la primera bobina del quemador y cepilla cualquier alimento apelmazado. A continuación, cepilla toda la bobina del quemador para eliminar cualquier acumulación. Repite el procedimiento con las otras bobinas.

Paso 4

Mira el componente eléctrico de la bobina del quemador donde se conecta a la cocina. Si el enchufe se ve sucio, límpialo muy bien con un trapo seco para eliminar la suciedad. Si algo de la suciedad no sale, ráspala con la uña. Evita mojar el enchufe.

Paso 5

Enjuaga las bobinas mojando un paño de cocina con agua limpia y limpiándolas para eliminar los residuos de jabón. Deja las bobinas de las hornillas sobre la toalla hasta que se sequen completamente antes de volverlas a colocar en la cocina.

Paso 6

Limpia las bandejas de goteo mientras esperas a que las bobinas del quemador se sequen. Lava las bandejas de goteo como lo harías con cualquier plato normal, utilizando el cepillo de plato para quitar la suciedad endurecida. Enjuaga las bandejas después de lavarlas y colócalas en una toalla para que se sequen. Una vez que las bandejas y las bobinas de los quemadores estén secas, vuelve a colocarlas en la cocina.

Más reciente

×