Cómo mantener la humedad en una incubadora de pollitos

•••

Mantener la humedad entre 85 y 87% durante los primeros 18 días de la incubación es fundamental para eclosionar satisfactoriamente una nidada de pollitos saludables. Durante los tres días restantes de la incubación, la humedad debe aumentar a un 90% con el fin de mejorar el intercambio de aire para la maduración de los pollitos. Para mantener la humedad relativa es importante controlar la temperatura a 100º F (38º C) y garantizar una correcta ventilación a través de la incubadora a lo largo del período completo de 21 días. ¿Cómo puedes hacer para mantener la humedad adecuada?

Passo 1

Coloca un recipiente poco profundo con agua potable dentro de la incubadora que cubra al menos la mitad de su superficie. Procura mantener siempre dentro del recipiente al menos una pulgada de agua (2,5 cm). De ser necesario, rellénalo varias veces por día.

Passo 2

Humedece una esponja grande y colócala dentro de la incubadora de modo tal que no toque la superficie de los huevos ni la fuente de calor. De ser necesario, humedécela varias veces por día. Incorporar una esponja puede brindar la humedad adicional necesaria durante los últimos tres días de la incubación.

Passo 3

Verifica los medidores de temperatura y humedad varias veces por día para comprobar que los niveles sean los apropiados. La temperatura no debe variar más de medio grado por encima o por debajo de los 100º F (38º C) para garantizar una incubación apropiada de los pollitos. Controla ambos medidores y el nivel de agua cada vez que des vuelta los huevos, algo que debes hacer entre cuatro y seis veces por día.

Passo 4

Aumenta la ventilación de la incubadora al abrir respiraderos. Una correcta circulación de aire es fundamental para el intercambio de oxígeno fresco en los huevos y el mantenimiento de la humedad.

Passo 5

Agrega otra esponja húmeda o un recipiente de agua adicional si los niveles de humedad se mantienen por debajo de lo deseado.

Más reciente

×