Cómo memorizar versículos de la Biblia rápidamente

Jupiterimages/Brand X Pictures/Getty Images

Los cristianos le dan gran importancia a la memorización de las Escrituras. La Biblia es su guía para la vida cristiana y su brújula moral. Siendo este el caso, es importante tener acceso a las escrituras cuando el texto físico no está disponible, memorizando sus versículos. La Biblia enseña que los cristianos han de ser transformados por la renovación de su mente en Romanos capítulo 12. Memorizar las Escrituras es una forma en que la mente puede ser renovada. Sin embargo, muchas personas encuentran que hacer esto es tedioso y no se toman el tiempo para ello. Con estos sencillos pasos, memorizar versículos de la Biblia puede ser mucho más fácil.

Paso 1

Ora y pídele a Dios que te dé la memoria para recordar y citar su Palabra. Pídele sabiduría para saber qué pasajes memorizar, y la fuerza para aplicar los versículos que aprendas.

Paso 2

Escribe el versículo elegido en una tarjeta. La tarjetas alineadas de tres por cinco funcionarán muy bien para este propósito, ya que son lo suficientemente pequeñas como para caber fácilmente en un bolsillo o bolso.

Paso 3

Di la primera palabra del versículo, luego la primera y la segunda palabra, después la primera, segunda y tercera palabra. Cada vez que repitas el versículo, di una palabra adicional hasta que digas el versículo completo, incluyendo la referencia. En el momento en que llegues al final del versículo, deberías tener la mayor parte memorizada.

Paso 4

Lleva la tarjeta contigo y revísala durante el día. El tiempo que dediques a cortar el césped, lavar los platos, doblar la ropa o hacer la cama son momentos ideales para revisar la tarjeta. Al final del día, ya deberías haber memorizado el versículo.

Paso 5

Guarda la tarjeta en una caja y reléela periódicamente. A fin de grabar los versículos en tu memoria a largo plazo, es importante que los repases periódicamente. Al guardar los versículos en una caja para tarjetas de índice, estos siempre estarán a tu alcance.

Paso 6

Medita sobre el pasaje memorizado. El mejor momento para hacer esto es cuando estés sobre tu cama por la noche. Esto te ayudará a vaciar tu mente de los pequeños detalles triviales del día y llenarla con la Palabra de Dios mientras te quedas dormido.

Más reciente

×