Cómo hacer OxiClean casero para ahorrar dinero

Jupiterimages/Polka Dot/Getty Images

Si necesitas comprar un producto de limpieza, tienes tu vista puesta en OxiClean pero te obstaculiza el precio, puede que desees ser creativo y hacer uno propio. Tal vez no se te haya cruzado por la mente, pero hacer uno es fácil y barato. Simplemente se trata de comprar algunos ingredientes y mezclarlos.

Paso 1

Compra carbonato de sodio. La mayoría de las recetas que encuentras para OxiClean casero te dicen que uses bicarbonato de sosa; sin embargo, lo que realmente quieres es carbonato de sodio. El carbonato de sodio se encuentra en el pasillo de lavandería de la mayoría de los supermercados. Arm & Hammer hace Super Washing Soda, y se encuentra en una gran caja amarilla. También puedes ordenarla en línea. El carbonato de sodio es muy barato y también es bueno para muchos otros usos.

Paso 2

Compra peróxido de hidrógeno. Puedes encontrarlo en la sección de salud y belleza de cualquier tienda. Suele estar en una botella marrón, viene en varios tamaños y es muy barato. El peróxido es grandioso para muchos usos, por lo que si no lo usas todo en esta receta, es bueno tener un poco a mano.

Paso 3

Compra una botella rociadora. Si no tienes una limpia, puedes comprar una muy barata en cualquier tienda. Busca en la sección de lavandería o en la sección de cosméticos de tu supermercado local o droguería.

Paso 4

Mezcla tus ingredientes. Usa 2 cucharadas de carbonato de sodio por 1 taza de peróxido. Vierte la cantidad deseada de peróxido en la botella rociadora, y agrega el carbonato de sodio. Puedes hacer un embudo con un pedazo de papel para que sea más fácil agregarlo. Ahora, agrega la tapa de la botella y deja que se asiente por un día. Sacúdela levemente antes de cada uso y úsala en cualquier mancha como lo harías con OxiClean.

Más reciente

×