Cómo usar papel de aluminio y bicarbonato de sodio para limpiar plata

La plata ennegrecida puede limpiarse con artículos domésticos comunes, tales como papel de aluminio y bicarbonato de sodio. Las manchas en este metal son provocadas por el sulfuro de plata que se halla en la superficie del mismo, lo cual hace que el material se vea oscurecido y negro. La combinación del papel de aluminio y el bicarbonato revierten la reacción química que creó el sulfuro de plata. Este método conserva la plata, mientras que los productos para pulir remueven las manchas y el metal también.

Paso 1

Hierve agua suficiente para llenar la bandeja de vidrio.

Paso 2

Recubre el fondo de la bandeja con papel de aluminio con el lado brillante mirando hacia arriba.

Paso 3

Pon la plata ennegrecida sobre el papel aluminio, asegurándote de que la plata entre en contacto con el papel.

Paso 4

Rocía bicarbonato de sodio sobre la plata. Usa 1 taza de este producto por cada galón de agua hirviendo, aproximadamente.

Paso 5

Vierte lentamente el agua hirviendo en la bandeja. El líquido podría hacer que el bicarbonato de sodio burbujee.

Paso 6

Permite que la plata se remoje durante 30 minutos.

Paso 7

Retira la plata de la bandeja, enjuágala y sécala con una toalla.

Paso 8

Repite el proceso cuando la plata esté muy manchada.

Más reciente

×