DESCUBRIR
×
Loading ...

Cómo hacer que el perro de tu vecino deje de ladrar

No hay nada más molesto que tu perro ladrando para que lo dejes salir y entrar, a menos de que sea el perro de alguien más. Esto sucede todo el tiempo. Un vecino deja al perro fuera y se olvida de él, dejándolo llorar y aullar sin cesar y sin hacer nada por detenerlo. Una cosa es cuando el perro le ladra a un transeúnte ocasionalmente, pero a veces se requiere tomar acción. Si quieres hacer que el perro de tu vecino deje de ladrar, has venido al lugar indicado.

Instrucciones

George Doyle/Stockbyte/Getty Images
  1. Acércate a tu vecino. Hablar con él acerca de su mascota es un paso muy importante, pero para muchos es un paso muy difícil. No seas agresivo, pero explícale gentil y firmemente que el ladrido del perro te molesta y debe cesar. Explícale por qué es un problema y cuándo es un problema: en las noches cuando estás durmiendo, durante el día cuando los niños están tomando una siesta, etc. Puedes enviarle una carta a nombre del vecindario si quieres mantenerte como anónimo, pero normalmente es más efectivo si el vecino puede ponerle una cara amigable a la petición.

    Loading ...
  2. Mantén registros de los ladridos. Si el perro sigue ladrando constantemente una vez que te acercaste al vecino, comienza a registrar los ladridos del perro: las horas del día y por cuánto tiempo. Envíale una carta explicando la situación y si puedes proporcionar evidencia de que el perro realmente está ladrando a horas ridículas, inclúyelo, ya que el vecino tal vez se muestre más cooperativo. Si no, es hora de buscar una nueva táctica.

  3. Llama a la policía. Es penoso que la policía te contacte acerca de tu molesta mascota, pero es algo que se puede usar como ventaja cuando se trata del perro de tu vecino. Registrar los ladridos será increíblemente útil para este método, ya que podrás explicarle a la policía que no es cuestión de una sola vez. Si los llamas cuando el perro está ladrando tendrás más oportunidad de obtener una reacción de su parte. Recuerda que ellos están ocupados y un perro ladrando no está muy alto en su lista de prioridades.

  4. Contrata un abogado si todo lo demás falla. Tendrás la correspondencia que mantuviste con el vecino y los registros de los ladridos, y si llamaste a la policía, un reporte policial. Esto establecerá que trataste de remediar la situación y no puedes hacer nada más. La corte entonces decidirá si multa al dueño, lo obliga a deshacerse el perro o cualquier otra solución.

Loading ...

Consejos

  • Guarda toda la correspondencia para poder usarla si la necesitas.
Loading ...