Cómo pintar un mueble de mimbre o ratán

••• Jupiterimages/liquidlibrary/Getty Images

Los muebles de mimbre y ratán pueden complementar casi cualquier estilo. Es una opción favorita para los gustos clásicos y contemporáneos, pero la elección de colores para los muebles tejidos son a menudo limitados. Pintar el mimbre o ratán sin terminar es una buena idea si planeas combinarlos con tus otros muebles de la casa o si quieres actualizar tu diseño interior. Incluso puedes despintar y volver a pintar el mimbre antiguo para darle nueva vida a los muebles desgastados. Si pintas correctamente tu mueble podrás disfrutar los resultados por varios años.

Passo 1

Coloca el mueble que vayas a pintar en un área bien ventilada. Si no puedes pintar el mueble al exterior o en un garaje abierto, abre las ventanas para dejar que entre la ventilación adecuada. Para una limpieza más sencilla, coloca una lona o una sábana vieja que ya no vayas a utilizar antes de empezar con el proceso de pintura.

Passo 2

Limpia toda la superficie del mueble con una de las toallas o trapos para remover cualquier partícula de polvo. El polvo es el mayor obstáculo para alcanzar un tono rico y uniforme de tintura, así que asegúrate de ir sobre cada pieza completamente. El mimbre o ratán antiguo necesitará especial atención en esta área, ya que pueden haber varias capas de polvo sobre ellas.

Passo 3

Pinta tu mueble con el método escogido. Si utilizas una lata de aerosol, pasa la lata en pasadas uniformes de ida y vuelta, manteniendo la lata por lo menos seis pulgadas (15 cm) lejos de la superficie. Para prevenir líneas disparejas o manchas, intenta no sobreponer las pasadas de pintura. Si utilizas una lata de pintura regular, revuelve la tintura con un agitador transparente hasta que tenga un solo color y luego sigue el mismo patrón como el que utilizaste con la lata de aerosol. Utiliza pasadas uniformes con la brocha evitando sobreponerlas.

Passo 4

Déjalo secar por 2 a 3 horas.

Más reciente

×