Cómo pintar sobre óxido

Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images

El óxido ocurre cuando el oxígeno y la humedad reaccionan con el metal para corroer y debilitar la superficie. Si este proceso continúa sin disminución, puede debilitar el metal al punto de que se romperá. Como los autos y los camiones, especialmente los vehículos más viejos, son susceptibles al óxido en sus paneles o marcos corporales. El trabajo de reparación puede ser caro y un marco oxidado puede hacer que un vehículo sea inseguro para manejar. Localizar los puntos oxidados y tratarlos antes de que debiliten la integridad estructural de tu vehículo puede ahorrarte mucho dinero.

Paso 1

Limpia cualquier grasa, suciedad o aceite de la superficie oxidada con el solvente de automotores. Permite que el área se seque.

Paso 2

Limpia cualquier pieza suelta de óxido del área, usando una lija o un cepillo de alambre.

Paso 3

Limpia el área nuevamente con un solvente de automotores. Asegúrate de que cualquier pieza suelta de óxido sea quitada del área. Permite que seque.

Paso 4

Aplica tapa poros para óxido al área. Sigue las instrucciones en la lata para la marca específica que decides usar. El tapa poros reaccionará químicamente con la superficie oxidada e inhibirá el óxido en el futuro.

Paso 5

Aplica una capa superior al área si es necesario. Para las áreas debajo del auto o en el marco, puedes desear no aplicar una capa superior. Para las áreas en el exterior del cuerpo del vehículo, aplica pintura de retoque que combine con el color de tu auto.

Más reciente

×