Cómo tratar el acero picado y oxidado

••• Comstock/Comstock/Getty Images

Al exponerse al agua y al aire, el acero comienza a oxidarse. Cuando la oxidación comienza a aparecer, corroe el metal y lo expande y levanta en capas. El óxido se esparce y expande en el metal, provocando que esté se pique. La para tratar el acero o hierro oxidado, debes quitar la mayor cantidad de oxido posible. Los ácidos ayudan a descomponer el óxido, pero también dañan el metal, por lo que tendrás que cubrirlo con una barra protectora para evitar mayor corrosión.

Passo 1

Usa el cepillo de alambre para eliminar los trozos de metal oxidado sueltos en la superficie y dentro de las picaduras.

Passo 2

Cubre el área oxidad con jugo de limón y déjalo encima por una o dos horas. Esto ayudará a descomponer los remanentes de oxido en las hendiduras.

Passo 3

Friega los residuos de óxido con lana de acero y lava el área con agua para eliminar el resto de las partículas.

Passo 4

Seca el área con un trapo.

Passo 5

Aplica un poco de aceite de maquinaría en el área expuesta y espárcelo con la tela para ayudar a evitar que se oxide en el futuro.

Más reciente

×