Cómo podar un árbol de guayaba

Stockbyte/Stockbyte/Getty Images

Las guayabas crecen en las regiones tropicales, en árboles con troncos muy duros y copas que tienden a extenderse. Los frutos maduros del árbol de guayaba desarrollan una pulpa dulce y rosada y una piel interior de color amarillo verdoso. Para facilitar la recolección de los frutos y mantener los árboles sanos, es necesario podar y dar forma a tu guayabo de forma regular. Con los cuidados básicos, lograrás "entrenar" a tus árboles para que te respondan con un crecimiento enérgico y una abundante producción de frutos.

Paso 1

Elige cuatro ramas laterales para dejarlas crecer en cada uno de tus árboles. Deja que lo hagan durante la primera temporada de crecimiento hasta que alcancen los 3 pies (90 cm) de longitud.

Paso 2

Recorta las ramas en cuestión, hasta llegar a la primera intersección o nudo donde crece un brote o rama más pequeña. Esta tipo de poda -de formación- controla el tamaño y la forma de tu árbol de guayaba.

Paso 3

Deja que los nuevos brotes que se formen a partir de los puntos de poda, crezcan hasta alcanzar los 3 pies (90 cm) de largo. Recorta las nuevas ramas laterales con la misma técnica. Esto completará la primera poda de la estación de crecimiento y acabará de darle forma a tu árbol.

Paso 4

Cuida el guayabo de los daños del invierno en el comienzo de cada temporada de crecimiento. Quita las ramas muertas o dañadas cortando justo en el punto donde estas se conectan con una rama más grande. Remueve todas las ramas que se entrecruzan o se rozan entre sí.

Paso 5

Poda tu árbol de guayaba de nuevo para darle forma y controlar el crecimiento. Deja que las ramas crezcan hasta completar el tamaño que deseas para la copa y luego recorta de nuevo todas las ramas laterales para completar el trabajo.

Más reciente

×