Cómo preparar un té de hojas de olivo

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Las aceitunas y sus productos asociados han sido usados a lo largo del tiempo tanto para la cocina como para fines medicinales. El aceite de oliva contiene muchos beneficios para la salud y sabe muy bien. Las hojas del olivo son otra parte saludable del árbol. Este té es un antiguo remedio antibacterial. El uso de este té con fines medicinales comenzó aproximadamente hace 5.000 años. Prepara un té de hojas de oliva para obtener sus beneficios antivirales y cardiovasculares.

Paso 1

Hierve dos cuartos de galón de agua (2,3 litros) en un cacerola. Coloca una cucharadita de hojas de olivo en el agua. Reduce el fuego y deja cocer a fuego lento durante aproximadamente 15 minutos.

Paso 2

Vierte el líquido en un colador para quitar las hojas del agua. Vacía el té en un recipiente de vidrio o en un frasco.

Paso 3

Coloca el recipiente en el refrigerador. Puedes beber el té frío o caliente. Refrigera lo que te sobra y refrigera durante un periodo de dos días.

Más reciente

×