Cómo preparar madera de avellana para hacer palos

Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images

La clave para hacer una buen bastón es preparar adecuadamente la madera secándola. Una vez hecho, la madera se vuelve más ligera y dura. También puedes enderezarla calentándola, para que pueda mantener su forma. Si intentas enderezar madera verde, volverá a tomar su forma original. La madera de avellana es popular para hacer bastones, porque puedes prepararla relativamente fácil. Mientras que otras maderas pueden tomar muchos años para preparar, puedes hacerlo en tan sólo 12 meses.

Paso 1

Encuentra pedazos de madera de avellana adecuados para hacer bastones. Busca las ramas largas y rectas y retoños que tengan cuando menos 1 pulgada (2,54 cm) de ancho en el extremo más grande.

Paso 2

Utiliza un serrucho para cortar la madera haciendo un corte en ángulo. Si estás cortando un retoño, hazlo cerca del piso. Córtalo más grande de lo que lo necesitas. Podría encogerse cuando lo prepares y más tarde podrás cortar los extremos.

Paso 3

Ata un pedazo de cordel alrededor del lado más delgado de cada vara y cuélgalas contra la pared en un lugar seco que tenga mucha ventilación. Un garaje o lugar de trabajo pueden funcionar. Si estás preparando varias ramas, puedes atarlas en pequeños bultos antes de colgarlas para poder trabajar más rápido.

Paso 4

Deja colgados los maderos por al menos un año, pero no más de dos. La regla general es dar un año por cada pulgada de espesor.

Más reciente

×