Cómo preparar los mejores baños de espuma

Comstock/Comstock/Getty Images

Los baños de espuma no son sólo para los niños. Los adultos pueden obtener muchos beneficios al sumergirse en un baño de espuma caliente y hasta pueden divertirse como chicos. Un baño caliente de espuma puede relajar los músculos, desintoxicar el cuerpo, eliminar los nódulos linfáticos, estimular la circulación y mejorar el sistema inmune. Prepara tu baño de espuma en tu hogar con ingredientes naturales fáciles de hallar. Personalízalo a tu gusto agregando tus aromas y aceites preferidos.

Paso 1

Obtén un recipiente que aloje dos tazas de líquido. Esto es para que contenga todos tus ingredientes.

Paso 2

Vierte media taza de jabón líquido en el recipiente. Lo mejor es usar un jabón natural de aceite de oliva, ya que es suave y humectante para la piel.

Paso 3

Vierte una taza de aceite en el recipiente. Usa aceite de oliva, de semilla de uva, de aguacate o de semilla de girasol o cualquier otro aceite humectante de tu agrado. Incluso puedes combinar varios de ellos.

Paso 4

Agrega una taza de miel a la mezcla del baño de espuma. La miel es otro agente humectante.

Paso 5

Agrega unas pocas gotas de aceites esenciales de tu elección. Prueba con lavanda para relajarte, o con menta para energizarte.

Paso 6

Abre el grifo para que corra el agua del baño. Vierte lentamente la mezcla mientras se llena la bañera.

Más reciente

×