Cómo quitar manchas de la ropa de satén

•••

Como tiene una apariencia sedosa sin ser seda, el satén suele usarse para los vestidos de noche o de novia, para las sábanas de lujo, y en general viene en un surtido de hermosos colores. Es agradable al tacto: sedoso del derecho, y mate del revés. Pero por más hermoso que sea, además de que no le queda bien a nadie excepto a quienes tienen una figura esbelta, es muy susceptible a las manchas. Cualquiera que se haya puesto su mejor ropa de satén (y esto incluye vestidos, corbatas y chalecos esmoquin) para ir a una boda, puede haberse manchado al salpicarse con un simple vaso de agua que intentaba beber. ¿Qué puede ocurrir entonces, durante el resto de la comida? ¡Vaya! Aunque muchos llevarían sus prendas a la lavandería, es posible quitar las manchas en casa. El satén suele estar hecho de seda, acetato, nylon o poliéster. Para la técnica que se presenta aquí, nos referiremos al satén en general, y los siguientes pasos pueden utilizarse tanto para la ropa de vestir como para la de cama.

Passo 1

Compra un quitamanchas sin blanqueador. No debe contener ningún tipo de blanqueador. Nunca se debe usar blanqueador para lavar el satén.

Passo 2

Trata la mancha rápidamente con el quitamanchas siguiendo las instrucciones del envase y luego lava la prenda. Nunca dejes las manchas mucho tiempo sobre la tela. Trátalas de inmediato o podrían quedarse adheridas en forma permanente.

Passo 3

Sumerge las telas con manchas de sangre inmediatamente en agua fría y déjalas en remojo. Si las manchas no se van completamente de esta manera, aplica un quitamanchas.

Passo 4

La mayoría de las prendas de satén deben lavarse a mano. Las excepciones son el satén de nylon y de poliéster, que pueden lavarse en el lavarropas con un ciclo de lavado suave.

Passo 5

Usa solo agua fría para lavar el satén.

Passo 6

Usa un detergente para ropa delicada, como el Woolite o el Kookaburra Woolwash. Lee las instrucciones de lavado y secado de las etiquetas de las prendas.

Passo 7

Coloca las prendas de satén en una toalla gruesa seca y envuélvelas para quitarles el exceso de humedad. No retuerzas ni escurras el satén.

Passo 8

Deja secar el satén con el aire. No uses el secarropas.

Más reciente

×