Cómo quitar el óxido de la ropa

••• rust image by sasha from Fotolia.com

Las manchas de óxido son difíciles de quitar de la ropa porque son de hierro oxidado. Esto se adhiere a la tela, especialmente a los vaqueros y a las camisas de algodón. Cuando trabajas en el jardín, es común mancharte con óxido. Los clavos viejos y las cortadoras de césped oxidadas suelen transferir este material corrosivo a tus manos y guantes. De allí el óxido llega a los pantalones y las camisas. Afortunadamente, las manchas de óxido son fáciles de sacar de la ropa en sólo unos minutos.

Passo 1

Quítate la prenda y ubica el centro de la mancha de óxido. Coloca la prenda sobre una toalla o un mantel viejo, pero limpio para que la mancha de óxido quede frente a ti y puedas verla entera.

Passo 2

Rocía el limpiador en base a cítricos sobre la superficie de la tela hasta que toda la zona manchada quede saturada con el mismo.

Passo 3

Frota el área afectada con un cepillo de cerdas suaves para quitar la mancha. Enjuaga el área en cuanto veas que aparecen astillas de óxido en las burbujas de la solución.

Passo 4

Seca la superficie de la tela con una toalla seca y limpia. Inspecciona la superficie de la prenda. Si la mancha no salió, continúa rociando el limpiador sobre la misma, frótala con el cepillo y luego enjuaga con agua hasta que salga.

Más reciente

×