Cómo quitar pintura de un espejo

La pintura tiene la tendencia de encontrar el rumbo hacia superficies donde no debería estar y dejar manchas indeseables. Si la pintura manchó un espejo y es difícil de quitar, es importante tratarlo con cuidado. Si presionas demasiado, corres el riesgo de romper el espejo, por lo que debes ser cuidadoso.

Remover la mancha con quitaesmalte

Paso 1

Aplica quitaesmalte con acetona en un trapo limpio o un trozo de algodón.

Paso 2

Quita la mancha del espejo con cuidado, aplicando más quitaesmalte en un nuevo algodón de ser necesario.

Paso 3

Pasa un trapo limpio por la zona para quitar restos de pintura o quitaesmalte.

Raspar la mancha

Paso 1

Aplica un lubricante en la mancha. Puede ser WD-40, acondicionador de cabello o agua con jabón.

Paso 2

Raspa la mancha con una navaja de afeitar con filo de un solo lado. Ten cuidado de no raspar demasiado fuerte y dañar la superficie del espejo.

Paso 3

Pasa un trapo limpio sobre la zona.

Remover la mancha con vinagre

Paso 1

Coloca vinagre en una olla para salsa y llévala al fuego hasta que esté caliente.

Paso 2

Inserta un trapo limpio dentro del vinagre y pásalo sobre la mancha, aplicando más vinagre de ser necesario.

Paso 3

Seca la zona con otro trapo limpio.

Remover la mancha con jugo de tomate

Paso 1

Moja un trapo limpio en jugo de tomate y escúrrelo un poco. Si tiene demasiado jugo, no podrás quitar la mancha.

Paso 2

Friega con delicadeza con el trapo con tomate sobre la mancha.

Paso 3

Pasa un trapo limpio y seco por la zona.

Más reciente

×