Cómo quitar un piso de linóleo

Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images

Si estás remodelando tu casa, una de las peores tareas seguramente será quitar el piso de linóleo. Una vez que logres quitar el piso, te encontrarás con el antiguo pegamento, que probablemente será mucho y duro como una roca, en todo el piso. Más abajo hallarás una guía de instrucciones para ayudarte a completar tu tarea. No te desalientes, recuerda que el resultado final valdrá la pena el duro trabajo.

Pasos a seguir para pisos de linóleo sobre piso de madera

Paso 1

Retira un poco de linóleo en una esquina para determinar la dirección del piso de madera.

Paso 2

En franjas de 6 pulgadas (15 cm), corta el linóleo en la misma dirección que el piso de madera. Esto asegurará que no dejes marcas en el piso de madera con tu navaja. Otra precaución que debes tomar es asegurarte de hundir la hoja hasta el grosor del linóleo y no más abajo.

Paso 3

Utilizando la pistola de calor, calienta el linóleo y comienza a quitarlo mientras controlas que el pegamento no se enfrie. Esto puede hacerse con una rasqueta o un cuchillo de punta.

Paso 4

Con cuidado, para no dejar marcas profundas en la madera, remueve el resto del pegamento del piso.

Paso 5

Usa una lijadora y quita cualquier residuo de pegamento del piso.

Paso 6

Si prefieres no rasquetear el piso de madera, otra opción es utilizar un solvente para quitar el pegamento. Además puedes colocar una toalla sobre el pegamento y tirar agua hirviendo encima. Deja la toalla allí durante 10 minutos y el pegamento se ablandará lo suficiente como para rasquetear y sacarlo fácilmente.

Pasos a seguir para el piso de linóleo sobre una losa de cemento

Paso 1

Corta el piso en tiras de aproximadamente 6 pulgadas (15 cm) de ancho.

Paso 2

Calienta con la pistola de calor para aflojar el pegamento antes de quitar el piso.

Paso 3

Utiliza una rasqueta para pisos para quitar el pegamento restante. Puedes aflojar el pegamento con agua jabonosa o solvente antes.

Más reciente

×