Cómo reemplazar la harina de respostería

Jupiterimages/Comstock/Getty Images

Si bien puedes hacer un pastel con harina común, es probable que sea más duro y que requiera más masticación que una versión hecha con harina de repostería. El menor contenido de proteína de ésta, en comparación con la común, ayuda a crear productos más ligeros y esponjosos. Afortunadamente, no tienes que conformarte con un pastel duro de masticar o ir corriendo a la tienda para buscarla. Asumiendo que tienes una cocina equipada, puedes hacer tu propio sustituto de esta harina.

Paso 1

Multiplica la cantidad de harina de repostería que pide tu receta por 0,75. Por ejemplo, si ésta pide 3 tazas de harina, multiplica eso por 0,75 para un total de 2,25 tazas de este ingrediente.

Paso 2

Mide la cantidad apropiada de harina común tamizada y colócala en un tazón lo suficientemente grande como para que la contenga con facilidad. En nuestro ejemplo, coloca 2 1/4 tazas de harina común en el recipiente.

Paso 3

Multiplica el número original de tazas de harina de repostería que pide la receta por 2. Para el ejemplo, multiplica 3 tazas por 2 para un total de 6. Agrega este número de cucharadas de almidón de maíz al tazón de harina común.

Paso 4

Mezcla la harina común y el almidón de maíz hasta que estén completamente integrados. Utiliza esta mezcla en tu receta en lugar de la harina de repostería.

Más reciente

×