Cómo remojar frutas y verduras en agua salada para eliminar pesticidas

•••

Los pesticidas son muy utilizados en gran parte de las cosechas y, aunque evitan que los insectos destruyan frutas y verduras, también pueden dañar a los seres humanos. Existen muchas formas de eliminar pesticidas, pero una forma natural y económica es usar agua salada. Esta solución puede ser más efectiva que lavar los productos sólo con agua. Esto es especialmente importante para frutas y verduras que se comen con cáscara, como manzanas, pimientos, papas y fresas.

Passo 1

Compra sal marina en un almacén o tienda de alimentos saludables local. Asegúrate de que la sal marina que compres sea de grano fino, ya que los trozos grandes son más difíciles de disolver.

Passo 2

Limpia el área donde remojarás las frutas y verduras y enjuágala bien para no contaminar los productos con limpiadores domésticos. Lávate bien las manos.

Passo 3

Enjuaga las frutas y verduras con agua limpia del grifo y elimina la suciedad con un cepillo. En el caso de los vegetales de hojas verdes, como la col y la lechuga, quita la capa externa de hojas antes de remojar.

Passo 4

Llena un tazón o un recipiente grande con una solución de agua salada preparada aproximadamente con una cucharadita de sal marina y una taza de agua. Revuelve la solución hasta que la sal se disuelva por completo.

Passo 5

Remoja los productos durante dos minutos y luego enjuaga bien con agua del grifo antes de servir. Si los productos tienen cáscaras duras, usa un cepillo para vegetales y frota junto con la solución. Enjuaga bien.

Passo 6

Seca los productos con una paño o toalla limpios. Desecha la solución de sal marina y limpia el tazón con agua del grifo.

Más reciente

×