Cómo remover la pintura del ladrillo

••• harmon group

A mucha gente le gusta el aspecto del ladrillo al natural, es decir, sin pintura, para destacar un hogar. El ladrillo natural es muy utilizado especialmente en los lofts. Si tienes una pared interior o exterior o un hogar de ladrillo que no está pintado, ¡considérate afortunado! El resto de nosotros tiene que buscar una forma de remover la pintura del ladrillo una vez que empieza a no agradarnos cómo luce. No hay una forma fácil de hacerlo, sin dañar los ladrillos. Sin embargo, es posible lograrlo con tiempo y paciencia. Este artículo te mostrará las mejores maneras de remover la pintura del ladrillo sin dañar al material en sí.

Passo 1

Utiliza una solución o una fórmula para remover la pintura que esté compuesta por un gel o una pasta. En primer lugar, mezcla la solución y aplícala abundantemente sobre los ladrillos. Comienza con un área pequeña que no esté a la vista para probarla primero.

Passo 2

Coloca tiras de material sobre el gel o pasta. A medida que ésta se ablanda, se adherirá al material. Cuando esto ocurra, pela el material suavemente. Ten cuidado de no dejar astillas de pintura desparramadas sobre los ladrillos. Si la pintura se desprende exitosamente de la zona de prueba, utiliza la solución sobre toda la superficie.

Passo 3

Frota la pintura y los químicos que queden después de haber aplicado la solución removedora. Utiliza un pincel de cerda dura para evitar dañar el ladrillo. Enjuaga con agua limpia.

Passo 4

Revisa bien los ladrillos luego de eliminar la pintura. ¿Están en buenas condiciones o están rotos o manchados con hollín? A veces, después de remover la pintura, descubres por qué los ladrillos habían sido pintados originalmente. Si es así, puede que necesites considerar volverlos a pintar. Si aún sigues queriendo obtener el aspecto natural del ladrillo, intenta pintarlos de color "rojo ladrillo". ¡Queda mejor de lo que crees!

Más reciente

×