Cómo reparar llantas de aluminio rayadas

••• Ryan McVay/Photodisc/Getty Images

Las llantas vienen en diferentes formas y tamaños, aunque el tamaño más común es de 15 a 17 pulgadas. La forma más común en que las llantas se dañen es por estacionar muy cerca de la acera. Estacionar muy cerca de la acera raspa la superficie de la llanta y la raya puede dar lugar a costosas reparaciones a tu llanta, pero puedes reparar llantas de aluminio rayadas en tu casa.

Passo 1

Afloja las tuercas girándolas 45 grados con una llave de rueda.

Passo 2

Coloca el gato debajo del punto de soporte frontal de tu vehículo y levántalo fuera del piso.

Passo 3

Coloca los soportes bajo las soldaduras delanteras y baja el vehículo sobre los mismos.

Passo 4

Eleva el vehículo bajo el punto de soporte posterior a ambos lados del vehículo en las soldaduras traseras y baja el vehículo sobre los soportes.

Passo 5

Retira las tuercas y saca las ruedas.

Passo 6

Cubre el neumático con un poco de cinta adhesiva y periódico. Cubre cualquier área que no desees pintar.

Passo 7

Lija el borde para dejar áspera la superficie. Quita toda la pintura vieja.

Passo 8

Limpia la vieja llanta con un trapo limpio.

Passo 9

Rocía el Rustoleum sobre la superficie de la llanta. Asegúrate de rocíar uniformemente. Mantén la lata aproximadamente a dos pies (60 cm) de la superficie. Deja que la pintura se seque y aplica dos capas más de pintura. Deja que la pintura se seque entre capa y capa.

Passo 10

Retira las áreas con cinta y vuelve a instalar los neumáticos.

Passo 11

Baja el vehículo al suelo.

Passo 12

Aprieta las tuercas a 100 libras-pie (135 Nm) con una llave de torsión.

Más reciente

×