Cómo reparar un pequeño agujero en la ropa de algodón

Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images

Los agujeros pequeños en la ropa de algodón con frecuencia resultan de enganches o termitas destructivas e insectos que se alimentan de diminutos agujeros en la ropa y, por lo general, no son más grandes que una pastilla. Son fáciles de reparar y se vuelven imperceptibles después de arreglarlos. Los agujeros grandes son mas notorios, pero siempre hay maneras de esconderlos para que no tengas que botar tu prenda de algodón favorita por uno o dos pequeños agujeros.

Paso 1

Examina la prenda para encontrar agujeros pequeños para reparar. Si es necesario, marca cada agujero dibujando un círculo con el lápiz de tela, un marcador o con un pedazo de tiza que se pueda lavar fácilmente.

Paso 2

Toma la prenda que estás reparando y llévala para comprar un carrete de hilo que sea del mismo color de la prenda o de la parte dañada. Para seleccionar el hilo más ampliamente, visita una tienda de artesanías o de costuras.

Paso 3

Corta una pieza del hilo de algodón del largo de tu brazo para agujeros pequeños que midan menos de 1/4 de pulgada (6.3 mm) de diámetro. Enhebra la aguja, dobla el hilo y haz un pequeño nudo en el extremo.

Paso 4

Voltea la prenda al revés, sostén la pieza hacia arriba y junta los bordes del agujero. Cose puntadas largas sobre el agujero en lugar de hacerlo alrededor para cubrir el hueco sin hacer visible la costura.

Paso 5

Desdobla y estira la pieza antes de asegurar el hilo una vez que hayas terminado de remendarla, esto asegura que el algodón no se encoja alrededor del sitió que acabas de arreglar. Pon la aguja enhebrada debajo de los puntos anteriores y corta el exceso de cuerda. Repite el proceso completo en otro agujero pequeño.

Más reciente

×