DESCUBRIR
×
Loading ...

Cómo resolver los conflictos familiares

Los conflictos surgen en todas las familias. Algunas veces, los conflictos son pequeños y pueden resolverse en cuestión de minutos. Otras veces, los conflictos son grandes y toman meses o años en solucionarse. Sin importar el tamaño de la pelea, existen formas saludables y productivas de trabajar hacia la resolución de los conflictos familiares. Sigue estos pasos para aprender más.

Instrucciones

young family image by JulianMay.co.uk from Fotolia.com
  1. Identifica el problema. Dile a tu familia cuál es el problema de manera clara y tranquila. Presta atención al tono de tu voz y a las palabras que eliges para expresar tus sentimientos.

    Loading ...
  2. Discutan el problema. Todas las personas involucradas deben participar en la conversación.

  3. Escuchen con la mente abierta. Esto les ayudará a entender la situación completa.

  4. Tomen un descanso. Si la discusión se acalora y comienza a derivar en una pelea, aléjense para enfriarse y para que todos puedan volver a la discusión con mentes abiertas y calmadas.

  5. Encuentren una solución. Decidan colectivamente y pónganse de acuerdo en cuál es la mejor solución para el problema.

  6. Apliquen la solución. Simplemente crearla no resuelve el conflicto. Tienen que actuar de acuerdo a la solución para que el conflicto se solucione.

Loading ...

Consejos

  • Mantengan la mente abierta. A menudo existen muchos puntos de vista diferentes en los conflictos familiares, intenten comprenderlos.
  • Sé paciente. Los miembros de tu familia pueden no estar listos para discutir el conflicto. Dales tiempo para que entren en razón.
  • Manténganse calmados. Esto les ayuda a asegurar que el proceso completo de resolución del conflicto se mantendrá calmado también.

Advertencias

  • No se apresuren. Si todavía se sienten lastimados, puede que no sean capaces de expresarse de manera efectiva. Espera antes de discutir abiertamente el problema para evitar que esto suceda.
  • Tengan en cuenta el lugar y el momento para discutir los conflictos familiares. Una ocasión feliz o festiva no es el mejor momento para sacar a la luz sus diferencias. Usen el sentido común.
  • Eviten las acusaciones. Frases acusatorias como "tú siempre" y "tú nunca" pueden hacer que la gente se ponga a la defensiva.
Loading ...