Cómo restaurar una cartera de cuero

Stockbyte/Stockbyte/Getty Images

Los bolsos de cuero son artículos costosos, y cuando se les da el cuidado apropiado, duran mucho tiempo. Sin embargo, con la falta de mantenimiento, las carteras pierden su brillo original rápidamente. El cuero de alta calidad debería limpiarse con productos aprobados para tal uso. Todos los productos de limpieza, spray para el cabello, jabón para sillas de montar y aceite de visón pueden manchar tu cartera. Para bolsos de buena calidad, lo mejor es utilizar un limpiador y acondicionador de cuero también de buena calidad. Encuéntralos en tiendas de carteras o en Internet. Después de restaurar el cuero, acondiciona tu bolso de mano semanalmente para protegerlo de futuros maltratos y para mantener el cuero suave.

Interior de tela

Paso 1

Vacía el contenido de la cartera. Coloca el accesorio de mano en tu aspiradora y limpia el interior de tu cartera, librándola de migas y polvo.

Paso 2

Humedece un paño y aplica una gota o dos de detergente suave para telas. Frota la tela con un movimiento circular suave. Evita empapar la tela que pueda mojar el cuero que esté detrás de ésta.

Paso 3

Abre la cartera para que se seque al aire. Permite que la cartera se seque completamente antes de usarla.

Exterior de cuero

Paso 1

Limpia el exceso de suciedad con un paño húmedo.

Paso 2

Prueba el producto de limpieza de cuero en un área oculta para probar la solidez del color. Si el limpiador deja una marca, usa otro producto.

Paso 3

Aplica una tapa llena de limpiador de cuero en un paño húmedo. Masajea el cuero con el paño con movimientos circulares suaves por toda la cartera. No laves en seco o friegues el cuero, ya que puedes dañar la cartera. Reemplaza los paños sucios por otros limpios. Repite el proceso dos o tres veces hasta que quede limpia. El producto de limpieza puede oscurecer la cartera de forma temporal. Si esto sucede, no te preocupes, la cartera volverá al color original cuando se seque.

Paso 4

Quita el exceso de limpiador y deja secar al aire.

Restauración del color

Paso 1

Aplica una pequeña cantidad de restaurador de color en una esponja. Pasa la esponja en la zona desvanecida una vez, creando una capa base.

Paso 2

Permite que la superficie se seque.

Paso 3

Repite el paso anterior aplicando capas adicionales según sea necesario. Aplica pequeñas cantidades de color a la vez y deja secar la superficie entre cada capa.

Acondicionamiento

Paso 1

Aplica el acondicionador de cuero sobre un paño limpio. Acondicionar tu cartera reducirá el aspecto de las grietas, arañazos y zonas desgastadas. El acondicionamiento regular también la protege de los daños causados por el agua.

Paso 2

Masajea el acondicionador sobre el cuero con movimientos circulares.

Paso 3

Retira el exceso de acondicionador con otro paño y permite que la cartera se seque.

Más reciente

×