Cómo tener una reunión productiva con tu jefe

meeting image by Thorsten Frisch from Fotolia.com

Las reuniones con el jefe pueden ser estresantes y a veces no parecen lograr mucho. Sin embargo, una comunicación clara con tu jefe es esencial si quieres hacer bien tu trabajo. Puedes y deberías comunicarte con él regularmente de manera informal, saludándolo en el pasillo o charlando en la sala de descanso. A veces, sin embargo, necesitarás tener reuniones formales con él para aclarar tus funciones de trabajo, recibir instrucciones sobre las tareas que debes realizar, decidir cómo resolver los problemas en el trabajo o actualizarlo acerca de tu progreso.

Step 1

Programa una reunión con tu jefe en un momento en que sea conveniente para ambos. Elige un momento en que no estarás apurado y que sea menos probable que te interrumpan o distraigan. Asegúrate de que tú y tu jefe tienen suficiente tiempo para prepararse antes de reunirse.

Step 2

Prepárate para la reunión pensando exactamente lo que quieres discutir y los resultados que esperas lograr. Escribe los puntos más importantes para asegurarte de que no se te olvide mencionarlos en la reunión.

Step 3

Habla con calma y respeto a tu jefe durante la reunión. Aténte a los temas a mano y no menciones problemas pasados que hayas tenido.

Step 4

Escucha con atención a lo que tu jefe tiene para decir. No lo interrumpas y no respondas en una manera defensiva.

Step 5

Repite lo que te diga, en tus propias palabras, para asegurarte de que lo entiendes correctamente. Formula preguntas sobre cualquier cosa que no comprendas totalmente.

Step 6

Toma notas durante la reunión con tu jefe para asegurarte de que no te olvides nada importante luego.

Step 7

Cubre los asuntos más importantes en la reunión. Si tienes muchos temas para discutir, es posible que necesites programar más de una reunión. Si tú o tu jefe se frustran durante ella, o si parece haber un problema de comunicación, sugiere finalizarla por el momento y continuarla en otro momento.

Step 8

Agenda una reunión de seguimiento de ser necesario, para que tú y tu jefe puedan discutir los resultados de cualquier cambio realizado después de la reunión así como también cualquier nuevo asunto que haya surgido.

×