Cómo sacar la cera de tu oído con velas

Para prepararte, debes tumbarte hacia un lado.

ear close-up image by Dumitrescu Ciprian from Fotolia.com

Las velas para oídos son una vieja práctica para quitar material del canal auditivo, creando suficiente calor para transmitirlo a través de la vela hueca y hacer un vacío en el canal. Los practicantes de esta técnica dicen que tiene una variedad de beneficios para la salud y espirituales. La Administración de Comida y Drogas, y muchos doctores, sienten que los riesgos superan a cualquier beneficio, ya que la prueba experimental demuestra que la cera de vela, no la de oído, se acumula en el proceso.

Asentamiento

Step 1

Ve a una tienda de comida saludable, o a una tienda en línea, para obtener un suministro de velas para el oído. El coste puede ir desde 50 centavos US$ a 10 US$ cada una, y la calidad de la mayoría es más o menos la misma. Localiza casi todos los otros elementos en tu casa. El cuenco debe soportar al menos un litro de agua. El plato de papel debe ser lo bastante fino para cortarlo con tu tijera. Las toallas deben ser de tamaño de baño, no de mano. Las bandas de goma más gruesas van mejor que las finas.

Step 2

Localiza un lugar en tu casa bien ventilado y donde no estés demasiado cerca de artículos inflamables, como cortinas o pantallas de lámparas. Debes poder tumbarte cómodamente hacia un lado, y tu asistente poder estar lo bastante cerca de ti como para sostener la vela de oído de pie mientras se quema. Debes poder mover fácilmente la vela quemándose al cuenco de agua para apagarla cuando se haya quemado el tiempo suficiente.

Step 3

Extiende al menos cuatro velas para el oído, cuatro bolas de algodón, la tijera, dos platos de papel, una caja de cerillas o un encendedor, y las dos toallas de baño. Llena el cuenco con agua y ponlo cerca de donde tendrá lugar el proceso. Corta una única ranura pequeña en el centro de un plato de más o menos la anchura del centro de una vela. Pon pequeñas ranuras alrededor de la primera para poder insertar el extremo estrecho de la primera vela a través de la parte superior del plato en su centro, de forma ajustada. Pon la vela a través del plato para que éste quede a mitad de camino de ella, con la punta estrecha saliendo por la parte inferior del plato. Enrolla una banda de goma alrededor de la vela, justo por debajo del plato, para evitar que éste deje que caiga cera a través del agujero. Túmbate hacia un lado y pide a tu asistente que coloque las dos toallas sobre tu pelo y tu hombro, dejando tu oído expuesto.

Encender la vela

Step 1

Sigue este procedimiento para cada oído. Tu asistente debe colocar suavemente la punta estrecha de la vela en tu oído y después encenderla. Mientras la vela se quema, tu asistente puede querer intercambiar el agarre de debajo del plato de papel.

Step 2

Si sientes que tu oído se calienta demasiado, o si empieza a resonar o duele, quita de inmediato la vela y apágala en el cuenco de agua. De otro modo, espera hasta que la vela se haya quemado como una pulgada (2,5 cm) sobre el plato antes de apagarla. Para asegurarte de que el plato no se prenda fuego antes de apagar la vela, tira de él hacia abajo y sácalo antes de poner la vela en el agua.

Step 3

Usa una bola de algodón para limpiar cualquier residuo o cera que pueda haber goteado en el oído. Date un par de minutos para sentarte recto antes de tumbarte para el otro lado y realizar el mismo procedimiento en el otro oído. Necesitarás una nueva vela, un nuevo plato y otra banda de goma, y debes deshacerte de la vela vieja y reemplazar el agua del cuenco.

eHow en espanol
×