Secretos de belleza sobre cómo usar el bicarbonato de sodio

Comstock Images/Comstock/Getty Images

El bicarbonato, o bicarbonato de sodio, es un producto común en la mayoría de los hogares. Las personas regularmente lo utilizan para hornear, limpiar y absorber olores en los refrigeradores y cajas de arena. También tiene muchos usos cosméticos, y puede ser tan efectivo como los productos comerciales por sólo una fracción del costo.

Paso 1

Exfolia y suaviza tu piel con una pasta de bicarbonato de sodio. Mezcla 3 partes de bicarbonato con 1 parte de agua. Frota la pasta sobre cualquier área de piel que se sienta seca y áspera, como las rodillas, codos, pies y manos. Esto hará que tu piel se sienta tan suave y fresca como la de un bebé.

Paso 2

Mezcla una cucharada pequeña de bicarbonato con tu champú regular. Lava tu cabello de forma usual, pero deja reposar el champú varios minutos antes de enjuagar. El bicarbonato ayuda a remover los residuos de jabón y los residuos que hacen que tu cabello luzca grasoso.

Paso 3

Rocía un poco de bicarbonato en las áreas grasosas de tu cabello como un champú en seco, si no tienes tiempo de lavarlo con champú regular. Cepilla el bicarbonato a través de tu cabello suavemente para evitar grumos, y después sécalo con aire frío durante varios segundos.

Paso 4

Frota las uñas de tus manos con bicarbonato y agua para remover las manchas y la mugre. Para una exfoliación de uñas completa, utiliza un cepillo de dientes viejo. Esto dejara tus uñas más brillantes y limpias, y las cutículas se sentirán suaves y uniformes.

Paso 5

Blanquea tus dientes con una mezcla de bicarbonato de sodio, agua y un poquito de sal. Cepilla tus dientes con esta mezcla para remover las manchas e iluminar tu sonrisa. También puedes hacer gargaras para eliminar el mal aliento. Enjuaga tu boca con agua para remover cualquier residuo de bicarbonato.

Paso 6

Añade media taza de bicarbonato a una tina caliente para un baño relajante. El bicarbonato neutraliza el olor del cuerpo, elimina cualquier transpiración y suaviza tu piel. Sumergirse en bicarbonato de sodio es particularmente bueno para la piel con raspones, llagas o zonas de prurito.

Más reciente

×