Cómo separar metales preciosos

kette image by Ron-Heidelberg from Fotolia.com

Muchas sustancias contienen metales preciosos, y su método de separación depende de la composición y el tipo de metales contenidos. La fundición es un proceso usado con frecuencia para separar metales preciosos de metales base. Dado el perpetuo incremento en la demanda de estos elementos, nuevos métodos para extraer y separarlos de los minerales y de materiales de desperdicio son desarrollados constantemente. La adsorción es un proceso clave para separar metales preciosos de distintas soluciones; por ejemplo, el paladio puede ser separado de soluciones que contengan iones de zinc, cobre y níquel, pero el proceso es muy complicado.

Paso 1

Calienta el circuito bañado en oro en el horno basculante, a una temperatura entre los 1,200 y 1,400 grados Celsius.

Paso 2

Añade la mezcla fluctuante (silicio y borato de sodio) al circuito para asegurar que la escoria se forma a altas temperaturas. La escoria es un residuo producido al fundir minerales, el residuo vítreo producido al descomponerse los minerales.

Paso 3

Mantén la temperatura a 1,400° C por al menos 90 minutos, de forma que los metales se disuelvan en la escoria.

Paso 4

Observa como el oro fundido se hunde a mayor profundidad dentro del recipiente de fundido, mientras que la escoria ligera se mantiene arriba.

Paso 5

La trama de silicio es descompuesta por los metales base y reemplaza los iones de la estructura modificada de la trama.

Paso 6

Toma el producto fundido, lingotes de oro, para continuar refinando, o si lo deseas, conservarlo así.

Más reciente

×