Cómo tapar el vino espumoso

Jupiterimages/Polka Dot/Getty Images

Los vinos espumosos como la champaña y el Lambrusco agregan efervescencia, vida y entusiasmo burbujeante a cualquier evento. Prepárate para tu próxima cena o festividad comprando tu marca favorita de champán de antemano y almacenándola en un lugar fresco y seco lejos de la luz solar directa hasta que esté listo para abrir y beber. Si ya has celebrado tu fiesta, disfrutado del vino, despedido a los invitados y te das cuenta que tienes más de la mitad de una botella sobrante, no la tires, descubre cómo se puede tapar el vino espumoso hasta que estés listo para terminar de beberlo.

Paso 1

Guarda el corcho luego de abrir una botella de vino espumoso. Colócalo en un sitio seguro y limpio para poder reinsertarlo en la botella más tarde. Si ya has desechado el corcho, continúa con el paso tres.

Paso 2

Para guardar el vino, vuelve a colocar el corcho en la botella. Haz un poco de fuerza y presiona firmemente, girando el corcho de un lado al otro dentro de la botella. El corcho puede haberse expandido luego de saltar. También puedes usar corchos de goma reutilizables con sello de vacío que se consiguen el bazares o ferreterías.

Paso 3

Si has desechado el corcho original y no tienes un tapón de goma a mano, coloca un pequeño trozo de plástico de envolver alrededor del cuello de la botella hasta que esté bien ajustado.

Paso 4

Guarda la botella de vino espumoso vuelta a tapar en el refrigerador hasta por cinco días después de abrirla; si la dejas más tiempo el sabor del vino cambiará y no será agradable.

Más reciente

×