Cómo tomar el pulso apical

••• Jupiterimages/Polka Dot/Getty Images

Una de las primeras medidas de salud utilizadas por los profesionales son los signos vitales del paciente. Éstos incluyen la temperatura, la presión sanguínea, la respiración y el pulso. Éste último puede ser medido por diferentes métodos, incluyendo el pulso radial (tomado en la muñeca) y el pulso apical (tomado cerca del corazón con un estetoscopio). Si el pulso radial es anormal o parece un latido, el pulso apical debe ser medido. El método más fiable de medición de pulso es escuchando el pulso apical. Cuando se evalúa un pulso apical, el médico es capaz de valorar con fiabilidad la frecuencia y el ritmo de la frecuencia cardíaca del paciente.

Passo 1

Dale privacidad al paciente. Ayúdalo a sentarse o que asuma una posición semi-sentada. Expone el pecho del paciente.

Passo 2

Examina el pecho para encontrar los puntos de referencia anatómicos para la colocación adecuada del estetoscopio. Localiza el primer espacio intercostal en el lado izquierdo del pecho, que es el espacio entre la primera costilla y la segunda. Cuenta hacia abajo hasta que encuentres el quinto espacio intercostal entre las costillas quinta y sexta. Traza una línea recta desde el pezón hasta el quinto espacio intercostal. Aquí es donde colocarás la cabeza del estetoscopio.

Passo 3

Jupiterimages/Comstock/Getty Images

Usa tu mano para calentar el diafragma del estetoscopio, el lado plano del disco. Coloca el diafragma del estetoscopio en el lugar previamente designado. Escucha el latido del corazón. El corazón late con dos sonidos distintos. Cada conjunto de sonidos es un latido.

Passo 4

Cuenta los latidos durante 60 segundos utilizando tu reloj. Mientras escuchas el ritmo cardíaco, ten en cuenta cualquier discrepancia en la frecuencia o ritmo. Al final de ese período de 60 segundos, mide con precisión el pulso apical del paciente.

Más reciente

×