Cómo volver crujientes nuevamente las palomitas de maíz duras

Burke/Triolo Productions/Brand X Pictures/Getty Images

Las palomitas de maíz son en realidad bastantes granos de maíz inflados después de calentarlos. Las palomitas son crujientes y ligeras, haciéndolas geniales para servirlas como un bocadillo. Puedes agregarles fácilmente mantequilla, sal y saborizantes. Si no se comen todas las palomitas de maíz en una hora o dos, empiezan a ponerse duras. No debes tirarlas ya que puedes volver a ponerlas crujientes.

Paso 1

Precalienta tu horno a 350º F (176º C).

Paso 2

Retira las palomitas de maíz de la bolsa y colócalas sobre una bandeja para galletas en una sola capa. Vas a hornear la humedad de las palomitas, así se vuelven crujientes otra vez.

Paso 3

Coloca la bandeja en el horno después de que haya alcanzado la temperatura deseada y luego apaga el fuego.

Paso 4

Espera cinco minutos y revisa para ver si tus palomitas de maíz están crujientes como las deseas. Si no, déjalas reposar otros dos o tres minutos. Más de 10 minutos puede quemarlas.

Paso 5

Pasa las palomitas de maíz de la bandeja a un tazón y agrégales mantequilla y sal, para darles sabor.

Más reciente

×