Cómo administrar píldoras a un gato

Escrito por tania ruiz
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo administrar píldoras a un gato
Se siente mal, pero no está dispuesto a tomar su medicina. (Martin Poole/Digital Vision/Getty Images)

Tu gato está enfermo, pero la peor noticia es que tienes que administrarle pastillas para que se alivie. Lo primero que piensas es que el veterinario no sabe nada de gatos. Un gato hace lo que quiere y sus gustos no incluyen tomar medicina. El gato te obedece si se le antoja, reclama atención, pero no está muy dispuesto a ceder a tus caprichos y menos para tomar una píldora. No te preocupes, puedes ser un dueño responsable y aprender algunos trucos para darle medicina a tu querida mascota sin terminar arañado u odiado por ella.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Jeringa sin aguja
  • Comida para gatos
  • Leche
  • Pastilla

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Indicaciones

  1. 1

    Pulveriza la pastilla y mézclala con la comida de tu gato. Este método es el más sencillo, pero también es el que tiene menos resultado. Los gatos gustan de disfrutar su comida y pueden detectar el sabor extraño en ella. Si el gato nota algo diferente puede dejar su plato sin terminar el alimento o puede apartar los trozos de pastilla que encuentre y dejarlos en el plato.

  2. 2

    Pulveriza la pastilla y mézclala con leche condensada. Moja la pata de tu gato en esta leche. Tu mascota se sentirá sucia y su instinto lo hará limpiarse. Así, estará tomando su medicina. Tendrás que ensuciar su pata varias veces hasta que se termine la leche. Puede que tu mascota se enoje y te suelte un arañazo. Compréndelo, tú también te molestarías si alguien se empeña en ensuciarte.

  3. 3

    Coloca la pastilla en el fondo de la garganta de tu gato. Este método es más efectivo aunque también es más arriesgado pues a tu mascota no le gustará que la obligues a tragar algo. Puedes poner a tu gato sobre una mesa, sujetarlo por el cuello y ponerle la pastilla lo más al fondo de su boca que te sea posible. También puedes ponerlo entre tus piernas para inmovilizarlo. Tendrás que vigilar a tu mascota para asegurarte de que no expulse la pastilla.

  4. 4

    Llena una jeringuilla sin aguja con agua. Sostén a tu gato firmemente y mete la pastilla en su boca, sin ahogarlo. Ahora toma la jeringa e introduce el agua en la boca de tu mascota. Así, lograrás que el gato se trague la pastilla junto con el agua. Otra opción es pulverizar la pastilla, agregarla a la jeringa con agua y lanzar esta mezcla dentro de su boca, lentamente para asegurarte de que se beba todo.

  5. 5

    Ten paciencia y repite la operación si es necesario. Es recomendable que cortes las uñas de tu gato antes de darle la medicina, así evitarás que te arañe. El gato buscará la manera de escupir la píldora, trata de que tu mascota esté relajada antes de darle la pastilla, así reaccionará mejor a tus intentos por cuidarlo.

Consejos y advertencias

  • Después de ponerle la pastilla en la boca puedes soplar un poco sobre la nariz de tu gato, esto provocará que se trague la medicina casi de manera inmediata. Otra recomendación es darle un masaje en su garganta y en la parte baja de la quijada para ayudarle a tragar la medicina.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles