DESCUBRIR
×
Loading ...

Cómo aplicar mortero refractario

Actualizado 28 febrero, 2017

El cemento refractario se utiliza a menudo para colocar ladrillos en ambientes de alta temperatura, tales como chimeneas. La mezcla de mortero refractario consiste en cemento Portland, arena de sílice, perlita y arcilla refractaria. Aunque la técnica de colocación de ladrillos que se utiliza para el mortero refractario se asemeja a la utilizada para el cemento Portland, debes dejar que el cemento refractario se seque por completo antes de exponerlo a altas temperaturas. Una vez que ésta mezcla se seque a fondo, debe ser capaz de soportar años de exposición al calor intenso.

Instrucciones

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images
  1. Limpia el área en la que tienes la intención de poner los ladrillos. Bárrela y lávala fondo con agua. Deja que la superficie se seque completamente.

    Loading ...
    PhotoObjects.net/PhotoObjects.net/Getty Images
  2. Abre el cubo de mortero refractario y remueve con fuerza el contenido con un palo de madera o una paleta. La mezcla puede asentarse o separarse durante el almacenamiento y el transporte, por lo que es vital que muevas la mezcla a fondo para que vuelva a un estado adecuado.

    Liquorice/Lifesize/Getty Images
  3. Utiliza una paleta para aplicarle una capa de mortero al ladrillo seco. Como regla general, cuando haces albañilería debes aplicar el mortero directamente sobre el ladrillo, no sobre la superficie de trabajo. También puedes meter el borde del ladrillo en la mezcla, si lo prefieres, sólo asegúrate de que se cubra todo el borde.

    Digital Vision./Photodisc/Getty Images
  4. Inmediatamente, coloca el ladrillo en su lugar sobre la superficie de trabajo. Apriétalo y asegúrate de que el ladrillo tenga una buena adherencia sobre la superficie sobre la que fue colocado. El mortero debe salir de la grieta, a medida que es colocado y la empujado en su lugar. Las juntas entre los ladrillos deben ser de 1 mm y no mayores que 3 mm de ancho.

    Ablestock.com/AbleStock.com/Getty Images
  5. Raspa el exceso de mortero de los bordes con tu paleta y vuelve a colocarlo en el cubo.

    Goodshoot/Goodshoot/Getty Images
  6. Agarra el siguiente ladrillo. Cubre el borde inferior con mortero de la misma manera, así como el borde del lado que va a estar en contacto con el primer ladrillo que pusiste. Empújalo en su lugar hasta que tenga una buena adherencia. Repite este proceso hasta que hayas completado la primera fila.

    Digital Vision./Photodisc/Getty Images
  7. Comprueba la primera fila con un nivel para asegurarte de que esté nivelada. Si los ladrillos necesitan reajustarse, utiliza un martillo para ladrillo o un mazo de goma para ubicarlos suavemente en su lugar.

    Thinkstock/Comstock/Getty Images
  8. Utiliza una esponja de celulosa para cerámica profesional para limpiar la superficie de ladrillo mientras trabajas. Esto mantendrá el área limpia, eliminará el mortero excesivo de las juntas y cualquier resto de mortero que haya quedado en la superficie de trabajo. Enjuaga la esponja en un balde de agua a menudo y elimina el exceso de agua.

    Photos.com/Photos.com/Getty Images
  9. Sigue colocando capas posteriores de ladrillos hasta hayas alcanzado el tamaño y forma deseados.

    Digital Vision./Photodisc/Getty Images
  10. Coloca una cantidad pequeña de mortero refractario a lo largo del borde de la superficie de trabajo si vas a aplicarle lana cerámica al ladrillo. Trabaja desde un extremo, aplica presión media en las áreas de mortero mientras colocas la lana en su lugar.

    Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images
Loading ...

Consejos

  • Siempre usa guantes cuando trabajes con mortero refractario, ya que la mezcla puede dañar tu piel. Limpia tus herramientas con frecuencia, especialmente si tomas un descanso o si el mortero se seca en la superficie de tus herramientas. Limpia a fondo las herramientas al final del proyecto.
  • Siempre coloca tu paleta en el cubo de mortero, en los ladrillos o en el cubo de la esponja para evitar la suciedad o los desechos no deseados.

Necesitarás

  • Guantes de goma o de cuero
  • Mortero refractario
  • Palo de madera
  • Paleta para orillas
  • Ladrillos
  • Regla
  • Martillo para ladrillo o mazo de goma
  • Esponja de celulosa para cerámica profesional
  • Agua
  • Cubo
  • Lana cerámica (si es necesario)
Loading ...