Lifestyle

Beneficios fiscales para un estudiante de una escuela de cosmetología

Escrito por naomi smith | Traducido por josé alcázar.
Beneficios fiscales para un estudiante de una escuela de cosmetología

La mayoría de los graduados en cosmetología son elegibles para recibir créditos fiscales federales para educación.

Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images

La capacitación para convertirte en cosmetólogo te prepara para un mundo de oportunidades para ejercer tu carrera. Con los beneficios fiscales federales para educación, tú también eres elegible para beneficiarte con una reducción de impuestos por costos de matrícula y sobre cualquier tipo de intereses que pagues por préstamos estudiantiles para financiar tu nueva carrera. Puedes calificar para el Crédito para el Aprendizaje de por Vida (Lifetime Learning Credit) o la Deducción por Cuotas y Matrícula (Tuition and Fees Deduction).

Otras personas están leyendo

Crédito para el Aprendizaje de por Vida

Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images

El Crédito para el Aprendizaje de por vida te permite obtener un crédito contra los impuestos que debas por un monto de hasta US$2.000 en cada declaración de impuestos por gastos en educación que hayas cubierto tú mismo para tu propia matrícula (o la de tu consorte o una persona dependiente a la que hayas reclamado en tu declaración de impuestos). Puedes aprovechar este crédito para cualquier programa educativo en una institución elegible, tengas o no el objetivo de obtener un grado o cualquier otro título. Los suministros de la escuela de cosmetología están cubiertos debido a que la mayoría de las escuelas requieren que se haga directamente en la escuela un pago que cubra el costo total de estos artículos. Algunos requerimientos adicionales para obtener el Crédito del Aprendizaje de por Vida es que tu ingreso bruto ajustado sea menor a US$60.000 (120.000 para matrimonios que declaran en conjunto), que no puedas ser reclamado como dependiente por otra persona, y que tu y tu esposa sean residentes en Estados Unidos o residentes extranjeros para propósitos fiscales. Una vez que haz empezado a trabajar, puedes usar el crédito para continuar con la educación que requieras. Puedes aprovechar el crédito por un número ilimitado de años, en la medida en que tengas gastos educativos que cubrir.

Deducción de Matrícula y Cuotas

Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images

La deducción por matrícula y cuotas cubre la matrícula y las cuotas requeridas por un monto de hasta US$4.000 por declaración, y no hay límite al número de años durante los cuales puedes reclamarla. No puedes deducir el costo de transporte o alojamiento y pensión, pero puedes incluir el costo de los suministros de cosmetología si tu escuela requiere que se los pagues directamente como condición para inscribirte. Puedes aprovecha la deducción siempre que tu ingreso bruto ajustado sea menor de US$80.000 (US$160.000 si estás casado y declaras en conjunto). No puedes aprovechar el beneficio si alguien más puede reclamarte como dependiente o si no eres residente de Estados Unidos. Los no residentes a los que se considera residentes extranjeros para propósitos fiscales pueden aprovechar la deducción.

Requerimientos generales para la eligibilidad

Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images

Para beneficiarse con cualquiera de estas reducciones en los impuestos, debes pagar por tus gastos educativos a una institución que califique. Esto incluye a cualquier institución educativa o vocacional que sea elegible para participar en un programa de ayuda financiera manejado por el Departamento de Educación de Estados Unidos (U.S. Department of Education). Verifica que la institución de tu elección esté cubierta antes de inscribirte. La mayoría de las escuelas de cosmetología tienen información sobre ayuda financiera específica en sus sitios de Internet y acerca de si califican para los Programas Federales de Ayuda a los Estudiantes. Puedes aprovechar cualquiera de estas deducciones si estás casado y declaras por separado. Puedes aprovechar sólo un crédito para educación en cada año fiscal, incluso si tus gastos exceden al máximo. Escoge el crédito que te permita obtener una reducción fiscal más grande.

¿Cuál beneficio para educación es mejor?

Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images

Puesto que puedes reclamar sólo un beneficio educativo por estudiante en un año fiscal, puede ser difícil determinar cuál te va a proporcionar la obligación fiscal general más baja en caso de que califiques para dos. Pueden entrar muchos factores en juego, incluyendo tus ingresos totales, otras deducciones y a cuántas personas reclamas como dependientes. Deberías calcular tu declaración de impuestos usando primero un beneficio y luego el otro para determinar cuál sería la situación más ventajosa para ti. La deducción de matrícula y cuotas es un ajuste que asciende hasta a US$4.000 a tus ingresos , no una reducción en el monto de impuestos que debes pagar. Un menor ingreso gravable quiere decir que vas a tener que pagar menos impuestos. El Crédito para la Educación de por Vida reduce el monto de impuestos que debes pagar, y no es reembolsable, lo cual significa que si debes menos de US$2.000 puedes aprovechar sólo el crédito que equivalga a tu obligación fiscal.

Qué formularios usar

Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images

La institución educativa deberá enviarte la Declaración de Matrícula del Formulario 1098-T a finales de enero siguiente al final del año fiscal. Usa la información de este formulario cuando hagas tu declaración de impuestos. Si tomas el Crédito de la Educación de por Vida, usa el Formulario 8863 (Créditos para Educación). Registra tus gastos elegibles en la Parte II y lleva la suma de la Linea 23 a la Linea 49 del Formulario 1040. Para la deducción de matrícula y cuotas, llena el Formulario 8917 (Deducción de Matrícula y Cuotas) para que determines el monto de tu deducción. Lleva la deducción final de la Linea 6 a la Linea 34 del Formulario 1040.

Deducción de intereses por préstamos para educación

Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images

Si obtuviste dinero en préstamo para cubrir la matrícula y cuotas de la escuela de cosmetología, puedes obtener una reducción adicional por los intereses que pagaste sobre tus préstamos estudiantiles. El banco o emisor del préstamo debería enviarte un Formulario 1098-E (Declaración de Intereses por Préstamos Estudiantiles) en enero junto con la información que necesites para hacer la deducción cuando hagas tu declaración de impuestos. Puedes deducir los intereses pagados (hasta US$2.500 en 2011) como un ajuste a los ingresos, en lugar de tener que llenar el Anexo A (Detalle de Deducciones). Si tu ingreso bruto ajustado es mayor a US$60.000 (o US$120.000 si estás casado y declaras en conjunto) podría reducirse tu deducción. Llena la hoja de trabajo que se incluye en el Formulario 1040 y transfiere el monto total de la deducción a la Linea 33 del Formulario 1040.

No dejes de leer...

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media