Estilo

Cómo blanquear la ropa de color

Escrito por mackenzie wright | Traducido por alejandra prego
Cómo blanquear la ropa de color

Andrew Olney/Photodisc/Getty Images

Si bien poner lejía sobre la ropa de color es algo que generalmente tratas de evitar, en ocasiones existe una buena razón para hacerlo: con el fin de recuperar algo que se ha manchado o para cambiarlo por un atuendo o un estilo diferente. Desafortunadamente, blanquear la ropa no es tan sencillo como los accidentes al lavarla nos hacen pensar. Para asegurar el éxito al decolorar la ropa de color y lograr el efecto deseado, sigue estos pasos.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Ropa
  • Lejía
  • Una lavadora
  • Un envoltura de plástico
  • Una botella con atomizador
  • Cinta para telas

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Blanquear las prendas

  1. 1

    Lee la etiqueta de la ropa. Algunas telas son delicadas y tal vez no resistan un blanqueamiento, como la lana, la seda, el acetato o el elastán. Las telas de colores sólidos como el poliéster y las mezclas de algodón a menudo no pueden decolorarse. Si lo haces, obtendrás un resultado desparejo o tal vez sean completamente resistentes al blanqueamiento. Las mejores para decolorar son el algodón, el rayón o el hilo.

  2. 2

    Deja que la lavadora se llene de agua y luego agrega la lejía y las telas. No apliques el producto directamente sobre la tela si deseas una decoloración uniforme. Añade media taza de lejía y permite que la máquina realice el ciclo de lavado y enjuague si deseas que el color se desvanezca. Si lo quieres quitar completamente, pon una taza de lejía y deja en remojo las prendas durante 20 minutos antes de lavar y enjuagar.

  3. 3

    Repite el proceso, en caso de ser necesario, para lograr el aspecto deseado. Algunas telas más oscuras necesitarán un blanqueamiento adicional para eliminar todo el color.

  4. 4

    Haz un blanqueamiento con manchas rociando la lejía directamente sobre la tela con una botella con atomizador. Mezcla media taza de lejía con dos tazas de agua. Si existe alguna parte que no deseas decolorar, protégela cubriendo esas zonas con un envoltorio plástico y cinta para telas.

  5. 5

    Protege tu espacio de trabajo o lleva la prenda al exterior para no derramar lejía accidentalmente sobre las alfombras o la superficie de los muebles. Alternativamente, puedes usar una esponja, derramar un poco, aplicarla con un cepillo, rociar la mezcla sobre la tela o sumergir la tela en la solución.

  6. 6

    Permite que la tela permanezca en remojo durante algunos minutos, pero no más de 10. Una vez que el color se acerque al tono deseado, lava la tela en la lavadora para detener el efecto de blanqueamiento.

  7. 7

    Deja la prenda en un ciclo de enjuague adicional para quitar los restos de blanqueador.

Más galerías de fotos

Referencias

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media