Cómo hacer una caja de parto para perros

Escrito por louise lawson | Traducido por ehow contributor
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo hacer una caja de parto para perros
Es una alegría tener cachorritos en la casa. (Ingram Publishing/Ingram Publishing/Getty Images)

Es una alegría tener cachorritos en la casa. Sin embargo, puede resultar tedioso asegurar la protección y comodidad de la nueva madre y sus crías, pues para ello debes construirles una buena caja de parto.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Una piscina de plástico para niños
  • Desinfectantes para el parvovirus
  • Dos hojas de contrachapado de ¾ pulgadas (1,91 cm.) de espesor
  • Dos tablas de 2 x 4 x 8
  • Tornillos de 1 ½ pulgadas (3,81 cm.)
  • Ocho soportes de esquina en "L"
  • Una almohadilla de calefacción o lámparas
  • Ropa de cama ama o sábanas viejas
  • Una sierra
  • Un taladro
  • Un destornillador
  • Tintura o acabado

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Construir la caja de parto para perros

  1. 1

    Decide lo que quieres. El tipo de caja de parto que escojas dependerá de tu presupuesto y preferencias. Una de las más económicas y fáciles de limpiar puede hacerse con una piscina de plástico para niños de las que se inflan. Son sencillas de usar, se desinfectan sin problemas y son mucho más baratas que otros productos prefabricados. Según el tamaño del perro y la cantidad de crías, cambiará el tamaño de la caja. Tienes que dejarle espacio suficiente a la madre para que pueda echarse de costado y también a los cachorros para que se muevan. Algo demasiado grande será muy difícil de mantener caliente y, si la caja es muy pequeña, la madre podría llegar a aplastar a sus crías.

  2. 2

    Elige una ubicación. Si vas a usar la piscina para niños, busca un lugar tranquilo y donde no haya corrientes de aire. Ínflala y colócala en el lugar fijado. La mayoría de las cajas de parto deben mantenerse cálidas para asegurar que los cachorritos recién nacidos reciban el calor que necesitan; para esto son muy útiles las almohadillas o las lámparas de calefacción. Una cama para perros también ayudará a mantener a la madre y a los cachorros cómodos y seguros. La temperatura adecuada para la caja de parto es de aproximadamente 95 grados F (35 grados C) , y debe mantenerse al menos por dos semanas para asegurar que los cachorros tengan el calor que necesitan. Si tienes sábanas viejas lávalas bien con agua caliente y sécalas para desinfectarlas, si no, puedes comprar sábanas nuevas especialmente para los cachorritos, ambas servirán. Tendrás que cambiar la cama con frecuencia porque las crías comenzarán a hacer sus necesidades tan pronto como nazcan.

  3. 3

    Construye una caja. Si crees que necesitarás una por más tiempo, entonces construye tu propia caja. Tendrás que decidir las dimensiones y la forma con base en el tamaño de tu perro. Para la mayoría de las crías de tamaño medio basta con una caja de 4 por 4 pies (1,21 por 1,21 metros); los tamaños aumentan si las crías son más grandes. Corta el contrachapado por la mitad y a lo largo para que te queden dos mitades de 8 pies de largo (2,43 metros) y 2 pies (0,60 metros) de alto y luego corta esas secciones por la mitad y tendrás 4 partes de 4 pies de largo y 2 pies de alto. Toma una de las secciones y hazle un corte de 1 pie por 1 pie (0,30 por 0,30 metros), quita ese cuadrado y así tendrás un hueco que servirá de puerta para que la perra entre y salga. Todas estas partes las usarás para hacer las paredes que unirás con firmeza con los soportes para esquinas. Corta cada una de las tablas de 2 x 4 x 8 pies (0,60 x 1,21 x 2,43 metros) por la mitad, así, tendrás secciones que encajen en la caja. Estas últimas secciones las usarás para lo que se conoce como "laterales" que sirven para prevenir que la madre se acueste sobre los cachorros, si es que quedaran todos amontonados en un rincón de la caja. Atornilla los dos primeros laterales al interior de la caja, aproximadamente a 4 pulgadas (10,16 cm) del piso. Deberás recortar los extremos de las tablas para que los laterales encajen en los lados opuestos de la caja y también atornillarlos en su lugar. Luego puedes darle a la caja el acabado que quieras, aunque conviene que uses un tinte a prueba de agua para facilitar la limpieza y desinfección.

  4. 4

    Mantenla limpia. Lo más esencial, sin importar la clase de caja o el diseño, es la limpieza y la desinfección. Los virus y enfermedades pueden transmitirse con mucha facilidad a los cachorritos que están en un estado vulnerable; también hay que tener muchos cuidados para asegurarse de que la madre y sus crías no estén en contacto con otros perros. Todas las fuentes externas, incluso las personas y las vestimentas, pueden traer consigo enfermedades, por lo que hay que lavar y desinfectar todo lo que vaya a estar expuesto a los cachorros. A medida que los perritos vayan creciendo, comenzarán a desordenar y a hacer sus necesidades en la caja y en la cama. Puedes sacar a la madre y sus cachorros de la caja una vez por semana durante algunos minutos para hacer una limpieza completa. Mientras desinfectas la caja y luego dejas que se seque, pon a los perros en una caja grande de cartón o algún otro lugar seguro. Cambia las sábanas o la ropa de cama y vuelve a meter a los animales dentro de la caja.

Consejos y advertencias

  • Nunca permitas que otros perros o personas manipulen tus cachorros o se acerquen a la zona de la caja. Podría ser muy peligroso, tanto para la madre como para las crías.
  • Controla siempre la temperatura de la caja de parto y asegúrate de que los cachorros tengan la contención que necesitan para que se mantengan estables y saludables.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles