Cómo hacer células fotovoltaicas en casa

Escrito por jason thompson | Traducido por vanina frickel
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo hacer células fotovoltaicas en casa
Una célula solar es el elemento fundamental de un panel solar, un dispositivo que convierte la luz solar en electricidad. (Comstock/Comstock/Getty Images)

Una célula solar es el elemento fundamental de un panel solar, un dispositivo que convierte la luz solar en electricidad. Hecho profesionalmente, las células solares están hechas de un material semiconductor especial intercalado entre contactos de metal y una capa de vidrio no reflectante. El semiconductor se fabrica de forma especial para ser sensible al efecto fotoeléctrico y responde a la luz mediante la liberación de un flujo de electrones. Aunque estos materiales son caros, puedes hacer tu propia celda solar en casa con materiales que son mucho más baratos y fáciles de conseguir. Una célula solar hecha en casa es ideal para demostraciones en clase de ciencias, ferias de ciencias, e incluso alimentar tus pequeños dispositivos.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Soplete de propano
  • Una lámina delgada de cobre, como cobre intermitente
  • Pinzas
  • Superficie incombustible, como roca o cemento
  • Cable de cobre de 1 pie (30 cm) de longitud
  • Pelacables
  • Pinzas dentadas
  • Taza
  • Cuchara
  • 1 taza de sal
  • Algo pequeño pesado

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Enciende el soplete de propano y manténla en una mano. Levanta la lámina de cobre con la otra mano, utilizando las pinzas. Mantén la hoja de cobre en la llama. Calienta el cobre hasta que la sección baja de la llama esté brillando al rojo vivo por lo menos durante un minuto.

  2. 2

    Coloca la hoja de cobre hacia abajo sobre la superficie a ignífuga. Tómalo con las pinzas de nuevo, para que puedas tener una ubicación diferente y calentar un área nueva con el soplete. Repite este proceso hasta que hayas tratado varios puntos diferentes de la hoja de cobre.

  3. 3

    Coloca la hoja de cobre sobre la superficie ignífuga y deja enfriar a temperatura ambiente. Las áreas que se calentaron deben estar ennegrecidas, aunque puede que veas otros colores también.

  4. 4

    Retira una franja de 1 pulgada (2,5 cm) de aislante del extremo de cada uno de los cables con los pelacables. Sujeta un extremo del alambre a la lámina de cobre, usando la pinza dentada. Asegúrate de que el área a donde se sujete, esté limpia y sin quemar.

  5. 5

    Mezcla la sal en una taza de agua hasta que se detenga la disolución. En este punto la solución de sal está en la fuerza máxima. Coloca varias gotas de agua salada en diferentes áreas ennegrecidas de la lámina de cobre. Debido a las irregularidades microscópicas en la superficie del cobre, cada gota produce resultados diferentes.

  6. 6

    Con el pelacables pela un extremo de aislamiento de cada extremo del alambre. Coloca un extremo de este cable en una de las gotas de solución salina en las zonas ennegrecidas de cobre. Coloca el peso en la parte superior del alambre para mantenerlo en el lugar. La célula solar está listo. Si conectas los otros extremos de los cables hasta una bombilla pequeña, mientras que la celda esté en la luz solar directa, se iluminará. Si los conectas a un voltímetro, serás capaz de ver la cantidad de voltaje que la célula solar está produciendo.

Consejos y advertencias

  • Usa el soplete de propano en estricta conformidad con las instrucciones de seguridad del fabricante.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles