Comida

Cómo cocinar arvejas frescas

Escrito por otehlia cassidy

Las arvejas o guisantes son uno de los vegetales más deliciosos de comienzos de verano. Crecen con temperaturas frescas y son de los primeros vegetales que aparecen en los mercadillos agrícolas cada primavera. Las arvejas son un sabroso complemento para las ensaladas, fritas al estilo chino, mezcladas con otras verduras o como guarnición de casi cualquier cosa. Crudas son muy gustosas y no necesitan ser cocidas o peladas cuando son tiernas. Sin embargo, también saben muy bien cuando están correctamente cocidas.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Arvejas frescas
  • Una olla a vapor
  • Una olla grande
  • Agua helada
  • Sal

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Recoge las vainas de arveja de la planta cuando tengan entre 2 y 3 pulgadas de largo. Elije las que sean verde vívido y que no hayan comenzado a amarillearse. La vaina debería estar firme alrededor de los granos. Al abrirlas, busca las arvejas que estén bien verdes y tiernas. No hace falta que saques los granos de la vaina -mucha parte del azúcar natural se encuentra en las vainas crujientes-, a menos que la receta indique que las arvejas deben estar peladas.

  2. 2

    Quiebra el tallo que une la vaina a la planta y tira hacia el lado de la punta de la vaina para sacar la dura nervadura. Luego, lávalas con agua limpia y deja que escurran. Las arvejas, si son jóvenes y tiernas, pueden comerse fresca y sin cocinarlas. Sírvelas solas o con una salsa hecha con yogurt, cebollina, una cucharadita de miel y un poquito de ajo en polvo.

  3. 3

    Si quieres cocinar las arvejas, puedes hacerlo al vapor o rehogándolas. Para el primer caso, calienta media pulgada de agua en la base de una olla grande o en una vaporera. El agua reduce los nutrientes de los vegetales, así que usa poca. Si usas una vaporera, no dejes que sobrepase la base de la canasta. Añade una pizca de sal. Cuando el agua hierva, coloca las arvejas y cocínalas entre 2 y 3 minutos. Luego sácalas y sumérgelas en agua helada para mantener el color verde brillante. Ya están listas para que las comas, o puedes congelarlas y consumirlas después.

  4. 4

    Las arvejas quedan deliciosas en platos freídos al agite o con curry. Debes añadirlas al final de la cocción para que no pierdan color ni textura. Prueba agregar vainas a una preparación de pollo y zanahorias luego de que estas últimas estén blandas y el pollo esté cocido, o agrega vainas a una salsa de curry durante los últimos tres minutos de cocción.

Consejos y advertencias

  • Una pizca de sal resalta la dulzura natural de las arvejas.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media