DESCUBRIR
×

Cómo cocinar con semillas de chía orgánicas crudas

Actualizado 21 noviembre, 2016

Muchas culturas ancestrales incluyen las semillas de chía en su dieta. Las semillas de chía son originarias de América del Sur. La chía contiene proteínas, ácidos grasos omega 6 y omega 3. Puedes hallar semillas de chía en las tiendas de dieta. Las semillas de chía crean una sustancia pegajosa cuando se sumergen en agua y esto ayuda a que los batidos sean más gruesos y añade una textura similar a la de las nueces a los panificados. Son más fáciles de digerir que las semillas de lino, que se deben moler para poder obtener las propiedades del omega-3.

Instrucciones

Cuando hablamos de alimentos crudos, nos referimos a aquellos que no fueron cocidos o procesados. (Michael Blann/Digital Vision/Getty Images)

    Molido

  1. Muele las semillas de chía y añádelas a tus recetas de panificados. Coloca 1/2 taza de semillas en un molinillo para café. Muele las semillas hasta que queden en forma de polvo y almacénalas en un contenedor cerrado al vacío. Añade el polvo a tus recetas de panificados.

    Añade semillas de chía a tus recetas de panificados para darle más fibra y proteínas. (Zedcor Wholly Owned/PhotoObjects.net/Getty Images)
  2. Usa las semillas de chía molidas en panecillos de calabaza para el desayuno. Mezcla 1 cucharada de semillas de chía molidas, 1 taza de harina de trigo entera, 1/2 taza de harina blanca, 2 cucharaditas de canela, 1/2 cucharadita de nuez moscada, 2 cucharaditas de bicarbonato, 1/2 cucharadita de sal, 1 lata de calabaza orgánica, 2 huevos, 1/4 de taza de aceite de oliva extra virgen, 1 taza de jarabe de arce y 1/2 taza de nueces de castilla picadas.

    Dale un giro saludable a tus panecillos: añade semillas de chía. (PhotoObjects.net/PhotoObjects.net/Getty Images)
  3. Añade la masa en moldes para panecillos engrasados. Hornea durante 30 minutos. Deja que se cocinen los panecillos y guárdalos en bolsas de plástico.

  4. Usa las semillas de chía molidas para sustituto del huevo para las recetas veganas. Añade entre 1 cucharada de semillas molidas de chía a 3 cucharadas de agua para obtener el equivalente a un huevo. Bate los ingredientes y deja la mezcla en reposo entre cinco y 10 minutos. Usa esta mezcla como sustituto de los huevos en las recetas de tortas.

    Remojo

  1. Remoja las semillas de chía durante al menos una hora para activar las enzimas y hacer que sean más fáciles de digerir. Añade las semillas de chía remojadas a tus recetas de batidos y budines.

    Si añades semillas de chía a tus batidos, podrás incorporar alimentos orgánicos crudos a tu dieta, de una manera muy sencilla. (Brand X Pictures/Brand X Pictures/Getty Images)
  2. Haz un batido de chía para tu desayuno que contenga semillas de chía, espinacas y piñas. Mezcla 2 cucharaditas de semillas de chía remojadas, 1/2 taza de trozos de piña, 1 taza de hojas de espiaca, 1 taza de agua, 1 cuchardita de jarabe de agave y 1/2 taza de hielo. Pasa los ingredientes por la licuadora hasta que obtengas una mezcla suave.

  3. Haz un budín con proteínas usando chía y obtén un rico postre. Coloca 2 cucharadas de semillas de chía en un bol de vidrio, añade 3/4 tazas de agua. Deja que se remojen durante 20 minutos o hasta que se logre una consistencia gelatinosa. Añade 1 cucharada de polvo de proteínas de soja, 1 cucharada de cacao, 1/2 cucharadita de canela y una cucharadita de extracto de almendras. Decóralo con 1 cucharada de bayas del goji y granos de cacao.

Consejos

  • Si remojas las semillas durante algunas horas en agua pura, se activarán las enzimas. Sin embargo, este paso no es esencial.
  • Puedes guardar las semillas de chía por hasta un año.
  • Descarta las semillas de chía remojadas luego de una semana.

Necesitarás

  • Molinillo para café
  • Batidor
  • Bol
  • Licuadora
  • Molde para panecillos
  • Contenedores cerrados al vacío
  • 1 taza de semillas de chía crudas
  • 1 taza de harina de trigo entera
  • 1/2 taza de harina blanca
  • 2 cucharaditas de canela
  • 1/2 cucharadita de nuez moscada
  • 2 cucharaditas de bicarbonato de sodio
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1 lata de calabaza orgánica
  • 2 huevos
  • 1/4 de taza de aceite de oliva extra virgen
  • 1 taza de jarabe de arce
  • 1/2 taza de nueces de castilla
  • 1/2 taza con trozos de piña
  • 1 taza de hojas de espinaca
  • 1 taza de agua
  • 1 cucharadita de jarabe de agave
  • 1/2 taza de hielo
  • 3/4 tazas de agua
  • 1 cuhcaradita de polvo de proteínas de soja
  • 1 cucharadita de cacao
  • 1/2 cucharadita de canela
  • 1/2 cucharadita de extracto de almendras
  • 1 cucharadita de bayas del goji
  • 1 cucharadita de granos de cacao