DESCUBRIR
×

Cómo comenzar a domar un potro

Actualizado 17 abril, 2017

Entrenar a un caballo joven, independientemente de su género, requiere una actitud flexible. Cada caballo, como cada entrenador, tiene su propia personalidad, características, preferencias y singularidades. Por esto los entrenadores y dueños deben intentar varias técnicas de entrenamiento para saber cuál encaja con las necesidades y metas del caballo y su dueño. No importa qué método se use, las primeras etapas deben incluir la socialización y el enseñar al potro las respuestas apropiadas a la presión.

Instrucciones

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images
  1. Comienza a socializar al joven potro tan pronto como sea posible después del destete, para acostumbrar al caballo a la presencia del entrenador. No es necesario introducir lecciones y ejercicios específicos hasta que el caballo tenga un año. Con simplemente acostumbrar al potro a la voz y proximidad del entrenador es suficiente por el momento.

  2. Toca al potro en varios lugares tan pronto como se sienta cómodo teniendo alguien cerca. Comienza con sus partes más grandes como la panza, la cruz y sus cuartos traseros. Pasa a las patas, espolón, hocico y cola, según lo que el potro tolere.

  3. Lleva al caballo a un corral de tamaño apropiado para comenzar el entrenamiento. Ya que pocos potros aceptarán el ronzal inmediatamente, lleva a su madre al corral y deja que él la siga. Una vez que el potro entre, su madre puede ser retirada o alejada por medio de las riendas, dependiendo de la respuesta inicial del potro.

  4. Sigue desafiando al potro por medio del contacto en sus primeras incursiones en el corral. Enfócate en el hocico, base de las orejas y la cresta de manera que lo prepares para el ronzal. El potro debe acostumbrarse a la manipulación de sus orejas, nariz y boca, dado que la sensibilidad de éstas áreas puede retraerlo cuando se le acerque el ronzal.

  5. Acaricia el cuello del potro con una mano mientras le hablas con un tono calmo y relajado. Con tu otra mano, trata de colocar el ronzal en su hocico. Seguramente pasarán varios días de intentos antes de que se calme para recibir el ronzal.

  6. Comienza el entrenamiento de presión tan pronto como el caballo acepte el ronzal. Sosteniendo las riendas firmemente, presiona el cuarto con tu mano abierta hasta que el potro ceda a la presión moviéndose. Tan pronto como lo haga, deja de presionar, repitiendo el proceso hasta que la reacción sea consistente e instantánea.

Consejos

  • Lleva varios días, e incluso semanas, llevar un potro desde su destete hasta aceptar el ronzal.
  • Limita las lecciones a 20 a 30 minutos por día para mantener el entrenamiento divertido e interesante para el potro.
  • Usa una combinación de alabanza y premios para recompensar y estimular los comportamientos correctos.

Advertencias

  • Incluso los caballos jóvenes son peligrosos. Las patadas y mordidas son comunes, especialmente si el potro tiene miedo, aburrimiento, confusión o está sorprendido. Los propietarios inexpertos no deberían intentar domar un potro sin un entendimiento apropiado del comportamiento equino, precauciones debidas y técnicas de entrenamiento humanitario.

Necesitarás

  • Corral
  • Ronzal
  • Bocadillos