Cómo congelar hojas de col fresco

Escrito por jenny harrington Google | Traducido por mar bradshaw
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo congelar hojas de col fresco
Puedes congelar tanto hojas de col de cosecha propia como comprado en una tienda. (Brand X Pictures/Brand X Pictures/Getty Images)

Las hojas de col verde están llenas de nutrientes como la vitamina C y también son ricas en fibra. Este vegetal de hoja verde está disponible durante todo el año, pero algunas personas creen que tiene mejor sabor y proporciona un valor nutricional más alto después de la cosecha en los meses más fríos, especialmente después de la primera helada del año. Las hojas de col suelen ser hervidas o cocidas al vapor para su uso en platos calientes, pero también se pueden congelar y conservan gran parte de sus nutrientes y sabor si se preparan correctamente de antemano. Blanquear en agua hirviendo evita la pérdida de nutrientes y sabor, lo cual te permite almacenarlas por el mayor tiempo posible. Las hojas de col congeladas son especialmente versátiles, ya que no es necesario descongelarlas antes de echarlas en el agua hirviendo o combinarlas con los ingredientes de tu receta favorita.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Hojas de col
  • Cacerola
  • Tazón
  • Cubos de hielo
  • Cuchillo
  • Colador
  • Recipientes para almacenamiento en congelador

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Llena una olla grande con 5 cuartos de galón (5,5 L) de agua. Lleva el agua a ebullición a fuego medio-alto.

  2. 2

    Coloca un tazón grande cerca de la superficie de cocción. Llena el recipiente hasta la mitad con hielo y agrega agua fría hasta que el recipiente esté lleno.

  3. 3

    Enjuaga las hojas de col con agua corriente. Corta los tallos de las hojas tiernas. Desecha los tallos.

  4. 4

    Sumerge 1 lb. (450 g) de hojas preparadas en el agua hirviendo. Lleva el agua nuevamente a ebullición completa después de agregar las hojas. .

  5. 5

    Hierve las verduras durante 3 a 4 minutos. Retira las verduras de la olla con una espumadera.

  6. 6

    Sumerje las hojas de col en el agua con hielo durante 3 a 4 minutos. El agua enfría las hojas y evita que se sigan cocinando.

  7. 7

    Vierte las hojas de col fresco en un colador y escurre completamente. Guárdalas en una bolsa o recipiente de almacenamiento para congelador. Si utilizas una bolsa para congelador, retira todo el aire que sea posible de la bolsa, presionando sobre ella mientras se sella. Congela las hojas de col inmediatamente.

Consejos y advertencias

  • Las hojas de col se conservan hasta 12 meses en el congelador.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles