Cómo crear un acabado imitación madera sobre pintura blanca

Escrito por mark morris | Traducido por pei pei
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo crear un acabado imitación madera sobre pintura blanca
Elige brochas y pinceles de alta calidad para lograr los mejores resultados. (paint brush image by Vladislav Gajic from Fotolia.com)

Los proyectos de creación de acabados de imitación suelen ser divertidos, aunque a veces se convierten en un desafío. La clave para lograr un trabajo de calidad es ser lo suficientemente osado como para intentar conseguirlo. Cuando se trata de reproducir la veta de la madera, lo mejor es aplicar todos los colores en una sola capa. De esta manera, los tonos se mezclan con eficacia, creando la sensación de estar viendo las capas que componen la madera real. Para conseguir el efecto deseado, comienza a trabajar con una muestra de madera auténtica como guía. Seguramente encontrarás excelentes ejemplos de varios tipos de veta en los trozos de madera donde te dan las muestras de tinte en el pasillo de pinturas de algún centro comercial. Si quieres reproducir la veta de la madera sobre una capa de pintura blanca, elige una muestra de roble decapado o de pino blanqueado.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Pintura látex semibrillante en color blanco, gris y negro
  • Bandeja para pintar
  • 1 pincel en punta tipo sash de 1/2 pulgada (1,2 cm)
  • Brocha de tres pulgadas (7,5 cm)
  • Pincel pequeño de artista

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Prepara una pieza de prueba mediante la aplicación de una capa del mismo color de la superficie y una de pintura blanca translúcida usando un trozo de material similar al que vas a cubrir con el acabado. Puedes utilizar una tabla de madera de 12 pulgadas (30 cm) de largo y por lo menos seis pulgadas (15 cm) de ancho. Aplica la pintura con un brocha utilizando movimientos largos y rectos a lo largo de la veta. Deja secar por completo.

  2. 2

    Vierte una pequeña cantidad de pintura blanca, gris clara y negra en una bandeja. Utiliza de preferencia pinturas semibrillantes de látex para interiores. Este tipo de fórmulas se adhieren mejor a la mayoría de superficies y son fáciles de trabajar y de limpiar, además de que no emiten gases tóxicos.

  3. 3

    Sumerge el extremo de un pincel de cerdas suaves en punta tipo "sash" de 1/2 pulgada (1,2 cm) de diámetro, en un cubo o balde de agua. Arrastra las cerdas a través del borde del recipiente para exprimir el agua hasta que deje de gotear. Carga el pincel hasta aproximadamente una pulgada (2,5 cm) desde el extremo de la punta con pintura blanca. Sumerge sólo el extremo final en la pintura gris y al cabo, sólo la punta del pincel en el color negro.

  4. 4

    Trabaja en movimientos largos y rectos al aplicar la pintura a la superficie, presionando un poco el pincel para lograr que se note el trazo de los tres colores. Arrastra el pincel de regreso a lo largo de su recorrido anterior, de manera que pintes de ida y vuelta. Aplica la pintura en secciones, una a la vez, de más o menos el tamaño de tu pieza de prueba.

  5. 5

    Vuelve sobre la sección, añadiendo los colores que no se notan debidamente. Lo que necesitas es tener en la superficie 1/2 de blanco, 3/8 de gris y sólo 1/8 negro. El gris y el negro deben verse como rayas o líneas difuminadas. Revisa tu muestra de madera para ver si debes combinar y experimentar más con la mezcla hasta obtener un diseño con el que estés feliz.

  6. 6

    Usa un pincel fino de artista para pintar las líneas de la veta con el gris y un poco de negro. Imita las líneas que aparecen en la muestra de madera que has elegido sin olvidar agregar un poco de curvas. Crea zonas donde la veta se vuelva más oscura y añade una línea delgada de color blanco a lo largo del borde para resaltarla. Esto te ayudará a crear un efecto de sombreado profundo.

  7. 7

    Repasa la superficie en seco, de adelante hacia atrás, con una brocha limpia. Puedes enjuagar el pincel en punta y usarlo en este paso o trabajar con un algo más ancho, como puede ser una brocha de tres pulgadas (7,5 cm). Esto mejora el efecto de la veta y mezcla las tonalidades para no que queden demasiado distintas entre sí. El objetivo es dar la impresión de madera natural sin que se note que en realidad se trata de un trabajo de pintura.

  8. 8

    Continúa mejorando la veta y dando reflejos en la superficie, procurando siempre trabajar en la dirección correcta. Si vas a pintar un mueble o un detalle como puede ser una moldura, asegúrate de que las líneas se alternen de la misma manera como lo harían en una pieza de madera real. Por ejemplo, si las líneas de la veta en una pieza auténtica o en tu muestra se encuentran en un ángulo de 90 grados en una esquina, procura pintar de forma en perpendicular la pieza contigua a la que pintaste con anterioridad.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles