¿Cuáles son las tareas de un profesor de escuela dominical?

Escrito por carolyn scheidies | Traducido por florence e. smith
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Cuáles son las tareas de un profesor de escuela dominical?
Las tareas de los catequistas incluyen relacionarse positivamente con los alumnos. (Jupiterimages/Goodshoot/Getty Images)

El trabajo de un profesor de escuela dominical (catequista) es esencial para la educación espiritual de los niños. Mientras los maestros de la escuela pública enseñan historia, matemática y ciencias, los catequistas enseñan la historia bíblica, los valores y los conceptos básicos de la fe cristiana. Para enseñar, los catequistas tienen que seguir a Cristo y tener el deseo de compartir su fe en un aula.

Otras personas están leyendo

Sigue a Cristo

Para ser un catequista, primero tienes que seguir a Jesucristo. Juan 3:16 afirma que "Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna" (Versión del Rey Jaime). Un catequista debe creer en el sacrificio que Jesús hizo en la cruz y demostrar, mediante acciones, el cambio interior. La tarea de un maestro de escuela dominical es conocer y vivir por Cristo, cultivando momentos de rezo, estudiando la Biblia y acudiendo a Misa.

Comparte tu fe con tus alumnos

Casi cualquiera puede pararse frente a una clase y leer en voz alta las lecciones. Pero las personas que quieran ser catequistas tienen la responsabilidad de compartir su fe de manera que involucren el interés de los alumnos para que deseen aceptar la fe de Cristo en sus propias vidas. Enseñar la fe y los principios cristianos son las tareas principales de los catequistas.

Prepárate

Todos hemos conocido profesores de escuela dominical o pública que se paran frente a una clase sin preparación alguna. Sus clases son desorganizadas y confusas, dejando la impresión de que no les importa el material o los alumnos para tomarse el tiempo de estudiar el tema y organizarlo de forma lógica para los alumnos. Los catequistas no sólo se paran frente a una clase. Tienen la responsabilidad de preparar la clase, juegos y actividades con antelación para maximizar el tiempo de clase.

Comprométete

Si no tienes un programa establecido, no importa si llegas tarde o faltas. Sin embargo, cuando los catequistas acuerdan enseñar los domingos a la mañana, también se comprometen a estar presentes en la clase a horario. Siempre hay cosas para preparar con antelación, y los profesores que llegan tarde pierden tiempo ordenando los materiales, perdiendo la atención de los alumnos en el proceso.

Demuestra que te importa

Los catequistas necesitan más que prepararse, estar presentes y compartir su fe. Para marcar la diferencia, los alumnos deben saber que sus profesores se preocupan por ellos en el ámbito personal. No es suficiente decirles lo que significa seguir a Cristo. Un catequista o profesor de escuela dominical deben cultivar una relación positiva con sus alumnos, llamándolos cuando están ausentes, recordando sus cumpleaños, tener voluntad de escucharlos cuando tienen alguna necesidad y siempre tratarlos con respeto.

Comunicarse

Una de las tareas de los profesores de escuela dominical es comunicarse. Comunicarse con los alumnos es importante, pero los profesores de escuela dominical no enseñan en un vacío. Necesitan comunicarse tanto con otros profesores de escuelas dominicales como con el director del comité de las escuelas, especialmente al organizar eventos especiales o momentos en los que los profesores deben faltar un domingo. La tarea de los catequistas incluye comunicarse con los alumnos, padres, otros maestros y asistir a las reuniones del comité de las escuelas dominicales.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles