¿Cuáles son los tratamientos para los collaretes epidérmicos en los perros?

Escrito por laura rico | Traducido por francisco roca
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Cuáles son los tratamientos para los collaretes epidérmicos en los perros?
Los collaretes epidérmicos son señales de una infección en la piel de un perro. (dog image by Ergün Özsoy from Fotolia.com)

Un collarete epidérmico es una descamación de la superficie de la piel del perro, que es un síntoma de una infección de la piel. Los collaretes epidérmicos tienen una forma circular y son de color rojo y escamosos. Estas manchas que dan comezón no son una enfermedad o una infección, pero son signos de una infección dermatológica como la dermatitis o el Staphylococcus intermedius. El tratamiento para los collaretes epidérmicos dependerá a menudo de cual sea la causa subyacente.

Otras personas están leyendo

Antibióticos orales

Para casi cualquier tipo de infección de la piel, un veterinario prescribirá un antibiótico oral como parte de un régimen de antibióticos. El antibiótico retardará o detendrá el crecimiento de las bacterias causantes de la infección en el perro. El medicamento probablemente tendrá que ser administrado regularmente durante un período de tiempo, generalmente más de un mes. Los antibióticos necesitan administrarse el tiempo suficiente para eliminar eficazmente la infección. Si la infección y los collaretes epidérmicos reaccionan mal a un determinado antibiótico, el veterinario puede probar un tipo diferente hasta que encuentre uno que funcione.

Antibióticos tópicos

Los antibióticos tópicos trabajan conjuntamente con los antibióticos orales para tratar áreas específicas de la piel. La medicación tópica debe aplicarse en los collaretes epidérmicos para ayudar a eliminarlos lo más rápidamente posible. Si el veterinario sabe que la infección de la piel es local, lo que significa que sólo está presente en un área específica en el perro, puede prescribir un antibiótico tópico. Los tratamientos tópicos incluyen champús, geles, cremas o ungüentos. Antes de aplicar el antibiótico tópico, el propietario del perro debe limpiar las zonas afectadas.

Elimina la causa subyacente

Aunque los tratamientos antibióticos trabajarán para eliminar las infecciones y los collaretes epidérmicos, un veterinario debe diagnosticar la causa subyacente. Si la causa de la infección no se identifica, ésta puede volver fácilmente. Si se determina una causa, puede haber otros tratamientos disponibles. Para ayudar al veterinario a hacer un diagnóstico, el dueño del perro debe proporcionar el historial de salud de la mascota y decirle cómo es el entorno del perro.

Vacunas autógenas

Cuando un perro tiene una infección recurrente de la piel y se desconoce la causa, el veterinario puede utilizar una vacuna autógena. La vacuna se hace a partir de cultivos de bacterias tomadas del perro infectado para adaptar el tratamiento específicamente para el animal. Es probable que se la administre por medio de una inyección. Para hacer esta vacuna bacteriana, el veterinario tomará un cultivo con un hisopo del punto infectado, como un collarete epidérmico. El proceso de creación de la vacuna autógena toma alrededor de 10 a 14 días.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles