Cuidados caseros para gatos lastimados

Escrito por kira robbins | Traducido por laura gonzalez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cuidados caseros para gatos lastimados
(Tabby cat taking a cat nap on a pair of shoes image by mario beauregard from Fotolia.com)

Cuidar un gato lastimado en el hogar puede ser una experiencia confusa y desafiante. Sin embargo, algunos lineamientos simples y lógicos pueden ser seguidos para que la tarea resulte menos conjeturas y más trabajo amoroso. Desde cómo tratar los signos de angustia hasta cómo manejar a la lastimadura y las situaciones de emergencia, puedes aprender a cuidar efectivamente de tu gato en tu casa.

Otras personas están leyendo

Lesiones

Si tu gato tiene una lesión prolongada, suavemente coloca una toalla o manta sobre su cabeza para evitar que te muerda. Colócalo con la toalla o manta en una caja para trasladarlo en una habitación cálida y oscura. Esto permitirá que tu gato permanezca tranquilo y no ande corriendo. Si se esconde debajo del mobiliario antes de que pueda alcanzarlo, trata de engañarlo con comida, juguetes, golosinas, etc. Si eso no funciona, tendrás que probar levantar o mover los muebles para que salga.

Síntomas

Mientras cuidas a tu gato, observa sus síntomas físicos. Presta atención a los vómitos, sangrados, respiración irregular, ojos dilatados de forma rara o inusual, ataques u otros síntomas anormales. Realiza una nota de cualquier situación fuera de lo normal para comentárselo al veterinario.

Notificación

Llamar al veterinario es la próxima prioridad. Si es un horario en el que no está trabajando, o no tienes un veterinario regular, ubica el centro de emergencias veterinarias más cercano. Dile tu nombre el veterinario, el nombre del gato, qué le ha pasado y los síntomas físicos que tenga. Mantén la calma y escucha a las instrucciones del veterinario. Pueden solicitarte que lo lleves para una revisión.

Cuidados caseros

Escucha con atención las instrucciones de tu veterinario si necesitas cambiar vendajes, dar medicación, retener comida por un período de tiempo, o cualquier otra directiva. Tomar notas ayudará si las instrucciones son complicadas. Si tienes que cambiar vendajes o dar medicación, intenta mantener firme a tu gato, pero suavemente, en una toalla de baño para evitar que te lastime o se escape.

Observación

Observa a tu gato durante las próximas 72 horas, como mínimo. Tu u otra persona debería estar en tu casa todo el tiempo para controlarlo. Toma nota de cualquier cambio inusual en los síntomas o en la herida. Si no observas ningún cambio, asegúrate de llamar a tu veterinario o al centro de emergencias de inmediato.

Curiosidades útiles

Colócate algún tipo de alarma si debes recordar regularmente darle algún tipo de medicación.

Si tu gato tiene que tomar medicación, pregúntale al veterinario si está disponible en polvo o en forma líquida. Si tu gato ingiere comida sólida, coloca la medicina en su alimento. No se dará cuenta que está tomando medicamentos.

Intenta mantener a los chicos, otros animales y elementos estresantes alejados de tu gato mientras se está curando. También trata de mantenerlo alejado de muebles elevados y escaleras mientras sana.

Si tu gato utiliza una gran caja de arena, podrías tener que proveerle una más pequeña y baja mientras se cura.

El ASPCA recomienda en su sección "Cuidados de emergencia" de su página de Internet colocar los números de centros de emergencia en un lugar fácil de acceder, para que no tengas que buscar la información si tu gato se lastima.

No dejes sin atención a la lastimadura de tu gato. Si no tienes el dinero para cuidarlo, llévalo a la sociedad animal local o algún refugio animal en donde puedan curarlo.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles