Cómo cuidar de una Pilea

Escrito por ehow contributor | Traducido por antonella iannaccone
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo cuidar de una Pilea
La Pilea requiere luz solar. (Puesta de sol 3 image by Fotosampler from Fotolia.com)

Una Pilea es una planta tropical cultivada por su follaje atractivo, que viene en diversas variedades de colores. Además del color, su follaje tiene una textura arrugada que con frecuencia la hace única. Aunque sea atractiva, incluso con un buen cuidado, tiende a durar menos por la edad. Puede que tengas que empezar de nuevo con una nueva planta de Pilea cada año, pero por su crecimiento rápido y atractivo, vale la pena volver a intentarlo. Sigue leyendo para saber cómo cuidar a una Pilea.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Dale a la Pilea una luz baja o moderada de una ventana hacia el norte o el oeste. La Pilea puede crecer en habitaciones con ventanas al este o al sur, pero no debe ser colocada en frente de estas ventanas. La luz solar directa es mortal para una Pilea. Una cortina transparente que cubra la ventana puede ayudar.

  2. 2

    Coloca la Pilea en habitaciones donde la temperatura no descienda por debajo de 55 grados Fahrenheit. La temperatura ideal para un Pilea es de 70 grados Fahrenheit, pero se toleran temperaturas ligeramente inferiores o ligeramente superiores.

  3. 3

    Riega la Pilea una vez a la semana con agua dulce para mantener su humedad. Colocarla en una bandeja de guijarros también ayuda a aumentar la humedad.

  4. 4

    Cuida de una Pilea en macetas de hasta 4 pulgadas. Trasplántala cuando las raíces alrededor envuelvan el fondo de la maceta, pero debido a que la Pilea tiene raíces poco profundas y disminuyen con la edad, no debería requerir macetas de más de 4 pulgadas. Los contenedores pequeños y poco profundos también funcionan bien.

  5. 5

    Mantén la planta tupida podando las ramas largas. Corta las ramas que ya no caben en el resto de la planta para dar al Pilea una forma redonda. La poda también anima el crecimiento de ramas.

  6. 6

    Riégala sólo cuando la mezcla de tierra se haya secado, aproximadamente una vez cada dos semanas o un poco más a menudo. Sin embargo, riégala inmediatamente si la planta está seca y comienza a marchitarse. La Pilea tiene dificultades para recuperarse si se marchita durante más de un día.

Consejos y advertencias

  • Coloca un Pilea bajo la luz artificial. Puede recibir una atención adecuada bajo la luz artificial, ya que es poco probable que supere su espacio, requiere pequeñas macetas y no necesita la luz solar directa o alta.
  • Planta una Pilea en un terrario. Las raíces poco profundas, el tamaño pequeño y la necesidad de humedad la convierten en la planta perfecta de terrario.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles