Cómo cuidar la planta de pasión Guzmania

Escrito por dena e. bolton | Traducido por ehow contributor
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • E-mail

La pasión Guzmania es nativa de los trópicos de América del Sur, donde las fuertes lluvias, el calor, la humedad y la filtración de la luz del sol generan un ambiente propicio para su desarrollo. De aspecto exótico y rojo profundo, su flor crece en medio de hojas que parecen espadas. Todo esto hace creer que es difícil de cuidar. Pero si a la Guzmania se le cultiva en condiciones favorables puede subsistir sin problemas.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Una maceta de cerámica o terracota
  • Piedras pequeñas o fragmentos de cerámica
  • Abono para orquídeas o abono para violeta africana en maceta

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Debido a que la Guzmania es pesada, debes colocar piedras o fragmentos de cerámica en el fondo del recipiente donde la plantarás. Éstas aumentan el peso en la parte inferior y dan estabilidad a la planta y evitan que se caiga. También facilitan el drenaje. La maceta debe ser de cerámica o terracota; no se recomiendan de plástico.

  2. 2

    En una mezcla de abono especial para orquídea, planta la Guzmania. Si no encuentras esta tierra, sustitúyela por la mezcla para violeta africana. Ambos tipos favorecen el drenaje y conservan la humedad.

  3. 3

    Coloca la Guzmania en un lugar donde se filtre una gran cantidad de luz solar. No la pongas a la luz directa porque el sol quemará las hojas.

  4. 4

    Suministra constantemente agua a la copa de la flor. Ésta es la parte central de la planta de donde surge la flor.

  5. 5

    Durante la primavera y el verano, riega la mezcla de tierra dos veces por semana. En el otoño e invierno, hazlo esporádicamente o cuanto sea necesario.

  6. 6

    Rocía la Guzmania todos los días durante la primavera y el verano, pero en el otoño e invierno sólo ocasionalmente.

  7. 7

    Durante la primavera y el verano, alimenta la planta con un fertilizante balanceado una vez cada dos semanas. Al final del verano, aplica uno de liberación lenta para que surta efecto durante el otoño y el invierno.

Consejos y advertencias

  • Las guzmanias no florecen frecuentemente. Sin embargo, si la planta no ha florecido por más de un año, puedes estimularla colocando una rodaja de manzana en su copa, ya que a las ellas les gusta la humedad. Si en tu casa el aire es seco, puedes rociar la planta todos los días a lo largo del año. También puedes ponerle una bandeja con agua.
  • No permitas que tu planta se seque entre riego y riego. Si la llevas al exterior durante el verano, colócala donde la sombra sea parcial o fragmentada.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles