Cómo cuidar a una tortuga sulcata

Escrito por ehow contributor | Traducido por mayra cabrera
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo cuidar a una tortuga sulcata
La tortuga sulcata requiere cuidados especiales. (Ryan McVay/Digital Vision/Getty Images)

Las tortugas sulcata, nativas de un ambiente semi árido, son animales que exigen cuidados. Llegan a pesar más de 80 libras (36 kg) y viven más de 75 años. Un acuario básico no es un hábitat adecuado para una tortuga sulcata. Necesitarás una gran cantidad de accesorios caros para hacer el hábitat adecuado. Cuidar correctamente a tu tortuga es esencial para su bienestar.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Un área grande
  • Pasto
  • Heno de pasto
  • Diente de león
  • Nopal

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Paso 1

  1. 1

    Proporciona un recinto adecuado al aire libre para tu tortuga sulcata. Debe medir por lo menos 200 pies cuadrados (61 metros cuadrados). Las sulcatas son fuertes y obstinadas y tratarán de escapar de su recinto. Asegúrate de que los lados del recinto sean tan altos como la sulcata, ya que si la tortuga no puede ver a través, pasará menos tiempo tratando de escapar. También tendrás que proporcionarle un refugio pequeño. Éste debe ser lo suficientemente grande para que tu tortuga pueda girar completamente. También asegúrate de que este refugio tenga un techo para darle sombra y protección de la lluvia.

  2. 2

    Asegúrate de que tu tortuga tiene la temperatura adecuada en todo momento. Tu tortuga se sentirá más cómoda entre 70 y 85 grados Fahrenheit (21 y 29,4 grados Celsius). El recinto debe tener un poco de sombra en todo momento del día. De esta manera, tu sulcata puede regular su temperatura al entrar y salir de la sombra. Tu sulcata puede soportar fácilmente temperaturas nocturnas de 60 grados Fahrenheit (15,5 grados Celsius). Si hace más frío aún, necesitarás calentar el pequeño refugio de la tortuga. Usar una compresa caliente es una manera fácil de hacer esto. Asegúrate de que tu tortuga no se enrede en los cables eléctricos.

  3. 3

    Alimenta a tu sulcata correctamente, esta es la parte más crítica de su cuidado. Las sulcatas necesitan alimentos con alto contenido en fibra y bajos en proteínas. La dieta es la razón por la que es muy importante mantenerla en exteriores la mayor parte del año, ya que su alimento ideal es la hierba del césped. Asegúrate de que el césped está libre de productos químicos y no te preocupes por los dientes de león, ya que ellos son en realidad una gran alimento para tu tortuga. Siempre proporciónale acceso al agua. Puedes darle un premio de hojas verdes oscuras como las lechugas romanas, pero no más de una vez por semana.

  4. 4

    Planifica una alimentación aceptable durante el invierno. El heno de pasto seco es la mejor alternativa para la hierba viva. Asegúrate de que sea heno de pasto y no heno de alfalfa. El nopal es el alimento más fácil de conseguir además del heno de pasto. La mayoría de los supermercados tendrán nopal o puedes pedirlo. El nopal no debe constituir más de una cuarta parte de la dieta de la sulcata. En el invierno está bien que le des un poco más de eso, pero trata de que coma heno de pasto.

Consejos y advertencias

  • Siempre proporciona sombra en el recinto al aire libre y también agua. Además, la tortuga pondrá a prueba los cierres del lugar.
  • Nunca alimentes a tu sulcata con lechuga iceberg.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles